martes, 15 de enero de 2013

Lucía Etxebarria

Lucía Etxebarria la caga siempre igual que Ramoncín
Lucia Etxebarría es una especie de cultureta infumable, trasnochada, aburrida, cansina y penosa pseudo-escritora que se cree que está buena. Como todas las que hacen "literatura para mujeres" haciendo gala de su falso feminismo para vender libros a feminazis. Ha ganado el premio Planeta (un honor más bien dudoso), pero ha incurrido varias veces en el feo arte del plagio. Es conocida como "La Ramoncina" de las letras y es bastante conocida por su adicción al copypaste. Va de guay por la vida, en plan vivo en Chueca y me encanta la movida homosexual y de cultísima en plan cutrelux, pero no es más que una grosera progre y encima tiene pinta de no lavarse. Recurre continuamente sin venir a cuento a la talla de sus pechos, antiguamente turgentes, ahora ya prácticamente por las rodillas, para dárselas de interesante.
Un día como cualquier otro, encontró el artículo que habla sobre ella en Wikipedia se dio de alta y editó el artículo añadiendo algunas cosas, cambiando otras y eliminando algunas más. Naturalmente, los cambios fueron avisados inmediatamente al autor del artículo quien, además de adivinar con facilidad que era la propia Lucia la causante del tema, tuvo que volver a poner el artículo como estaba. Pero Lucia, nadando aún en la ignorancia, convirtió el asunto en un duelo de ediciones y reediciones del artículo entre ella y el autor, hasta el punto que el sistema de la Wikipedia bloqueó el artículo.
En Enero de 2012 publica una fotografía de contenido erótico-terror en Facebook. Poco después declara: "acostumbro a fotografiarme desnuda, igual que Scarlett Johansson. Hubo mucha risa por la comparación y mucho horror por la foto. Acepta la crítica pero que no tolera insultos personales mientras llama gremlin y enano a Federico Jiménez Losantos. Ella es así, le gusta moverse en la hipocresía.

Biografía

Se cuenta que su madre era demasiado conocida en Bermeo, y por toda la costa cantábrica en general. De hecho, el que dice ser el padre, la conoció el mismo día en que ocurrió el milagro. El que dice ser su padre, se ganaba la vida en la mar y dedicaba su tiempo en ir a una taberna cercana para debatir con unos amigos unas cosas para oprimir al resto de España. Ese grupo de amigos decidieron pasar una noche de locura con la chica más popular del cantábrico. Lo pasaron muy bien, Lamentablemente no se puede decir lo mismo de la joven, que nueve meses más tarde tuvo una niña llamada Lucia. De los quince a los veinticinco años fue bulimaréxica y politoxicómana, pero luego se desintoxicó y ahora su droga favorita es el chocolate blanco. Tuvo problemas con sus padres a la hora de bautizar a sus varios perros. A su hija la bautizó Allegra en honor a la protagonista de eXistenZ. No sabemos si eso le evitó problemas con sus padres.

Inicios en la literatura

Su primer libro fue una biografía novelada de Courtney Love y Kurt Cobain. No sabemos aun de dónde la plagió. Su primera novela fue Amor, curiosidad, prozac y dudas y gracias a Ana María Matute tiró para alante. Luego resultó que parte era plagiada de la novela Prozac Nation. Al año siguiente ganó el Premio Nadal con su segunda novela, Beatriz y los cuerpos celestes, una novela feminazi muy progre. Su estilo feminazi-progre gustó y siguió escribiendo libros que solo han leído los que son de su corte, es decir, feminazis que se lavan el pelo cada cuatro años y odian a los hombres porque no les hacen caso.
En 2005 publicó Ya no sufro por amor, un libro de esos de autoayuda que resultó ser otro plagio. En diciembre de 2011 anunció su retirada indefinida del mundo literario como forma de protesta contra la piratería. Exactamente porque nadie pirateaba su obra y le parecía indignante. Tiene guasa que se queje de la piratería cuando ella piratea textos y gana premios a costa de ellos. Eso sí, fue incapaz de "documentarse" del nombre de la finalista del Premio Planeta, Mara nosequien de TVE, Mara López o algo así. La envidia es muy mala y no saber cuando usar el copypaste más.

En la tele

Ya desde aquel programa televisivo que se llamaba Moros y Cristianos los comentarios de aquella desconocida no dejaba de vomitar memeces sobre drogas, sexo y rock and roll. Necesitaba parecer subnormal profunda para vender algunos libros más

Decadencia

Rápido, devolvedla al mar
que se deshidrata
Cuando el rollo progre y los televidentes se cansaron de ella se dedicó a comprarse libros y a copiarlos. Esto lo compagina con una vida personal bastante hortera y cagándola. Aunque parezca increíble alguien se casó con ella. Pero solo le duró el matrimonio menos de un año. Por lo visto se dio cuenta que eso de la zoofilia no era lo suyo y huyó bien lejos. No citaremos su nombre para evitar que lo encuentre al pobre hombre.
En 2000 se convirtió en la causante de que México repudiara a la cantante española Mónica Naranjo, ya que ella en su columna de la revistaRolling Stone de España, distorsionó una entrevista que la española le concedió al grado de que todos los medios de comunicación en dicho país se centraran en el escándalo que se armó y no en las disculpas que dio al aceptar que todo había sido parte de un invento. Luego fue denunciada por coger del cuello y dar de hostias a una inquilina de su piso de Lavapiés, ese barrio con tendencia a la oKupación y los timbales. La escritora, alquiló una parte de su casa a una amiga por 320 euros al mes. Después de una serie de acontecimientos, decidió expulsar a Adoración sin mediar palabra. Bueno, no exactamente.
En cierta ocasión Lucía Etxebarría afirmó en una televisión estatal que "murciélago" era la única palabra del español que contenía las cinco vocales, siendo replicada por José Fernando Blanco Sánchez en una misiva que contenía buen número de palabras con las cinco vocales. Tras echarle todo esto en cara, la pobre se iba amargando cada vez más. Incluso le parecía mal que Amancio Ortega donase a Caritas ya que estas donaciones desgravan impuestos. Seguro que ella prefiere que los pobres se mueran de hambre antes de que un rico haga un trapicheo legal. Habría que ver lo que dona ella, que seguro que es nada.

Retirada

Lucía almorzando
Lucía Etxebarría anunció que dejaría de escribir por culpa de las descargas, porque los internáutas no dejan de descargarse sus libros. Según dicen, lo dijo sin reírse, así, en serio. Y es que Lucía Etxebarria tiene un sniffer en los routers de todos los ISP de España y por eso sabe cuantas personas han descargado su libro. Lo cierto es que nadie en su sano juicio se ha descargado nunca un libro suyo. Dijo que tendría que buscarse un trabajo de verdad y solo pensarlo le salieron agujetas. Este día fue declarado nuevo día de fiesta nacional y un año perfecto, ya que ETA anunció que dejaba las armas y Lucía Etxebarría la escritura. En esta nueva fiesta se sacrificará un niño y un banquete público que acabará en orgías. Los que añoren sus obras, no tienen más que ver las obras originales de donde las plagia.
Buscó nuevas formas de ganarse la vida y optó por probar a fotógrafa choni. Su primer trabajo fotográfico fue sacarse una foto con el móvil en ropa interior y en una habitación con poca luz, para no asustar demasiado. A su obra la llamó "El amor no es ciego, pero proporciona un camuflaje excepcional". Llegó a publicar otra más explícita, en la que aparecía completamente desnuda, aunque la borró acto seguido, pero la foto fue bajada por decenas de internautas que la compartieron en las redes sociales. Nosotros no, ya que no queremos herir sensibilidades y ya hay muchas cosas chungas en Internet. Para paliar su sed de plagio usa su Twitter para copiar twits de otros usuarios. Aparte de eso Solo se pueden leer respuestas a gente que le dora la píldora, retuits de gente que hincha un poco su ego con "me encanta tu libro", chistes del año de la pera y muchos plagios. Cuando pone algo de su cosecha la caga bastante.

Obra

Lucía copia sin pagar y acusa a otros de copiar sin pagar, cuando la mayoría ejerce su derecho a copia privada y ella se lucra de lo que plagia. De hecho, plagio es la primera palabra que le viene a la cabeza a cualquier persona cuando oye mencionar su nombre. Esto siempre suele suceder porque cree el ladrón que todos son de su misma condición:
  • Amor, curiosidad, Prozac y dudas: Libro que incluye en sus páginas frases enteras literales de Nación Prozac, de Elizabeth Wurtzel. Ella se defendió echándole la culpa al negro de Ana Rosa Quintana reivindicando el derecho a la intertextualidad y que estaba siendo víctima de un acoso mediático que le estaba resultando "tan traumático como una violación". Demandó por un presunto delito de intromisión en el honor a la revista Interviú fue absuelta porque se determinó que no había habido tal intromisión en su honor porque la revista dio información veraz.
  • Ya no sufro por amor: Contiene párrafos completos del libro de el artículo Dependencia emocional y violencia doméstica del psicólogo Jorge Castelló. Finalmente no llegó a celebrarse juicio, puesto que Lucía Etxebarria y Jorge Castelló llegaron a un acuerdo en el que ella reconocía que había utilizado sus textos y acordaba pagarle 3.000 euros de indemnización.
  • Cosmosfobia: multitud de contendidos están obtenidos de comentarios que lectores dejaron en el blog de la escritora, así como de múltiples bitácoras.

Curiosidades

  • Los internáutas planean bajarse discos de Bebe para que deje la música.
  • Este año le toca bañarse.
  • Es Sagitario ascendente en Sagitario.
  • Tiene tres tatuajes en el cuerpo (no aclara en qué lugares, ni tampoco en qué cuerpo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.