lunes, 14 de enero de 2013

Nika

Mónica Rodríguez más conocida como Nika, es una cantante que entró en el mundo de la música gracias a la segunda edición de Operación Triunfo. Fue expulsada en la gala 12 a dos semanas de la final. Tras su paso por el programa editó un sencillo Trampa de Cristal. Según las normas del concurso, los cantantes que consiguieran vender 200.000 copias de su single promocional editarían un disco. Tras conseguir dicha cifra Nika editó "Quién dijo que era el fín" que vendió muchas menos copias que el single (80.000). Tras este fracaso, su discográfica la abandonó en una gasolinera y tuvo que trabajar en baretos para pagarse su segundo disco (Desde Madrid) con una discográfica misteriosa.

Contrariada, puso a caldo el programa, pero volvió con el rabo entre las piernas formando parte del programa Los mejores años de nuestra vida, de la misma productora que el reality, y en el que participaron otros triunfitos de diferentes ediciones que no tenían para comprarse una mansión en Miami, versionando temas de las últimas cinco décadas. En 2008 participó como jurado en una especie de Operación Triunfo, a lo cutre, en TeleMadrid (Madrid Superstar).
En cuanto a su futuro tercer álbum en solitario, de momento no hay pasta y puede que ganas. De momento se lo paga despelotándose en FHMDT y revistas guarras. Ya solo le queda dedicarse al porno.

Volvió a intentarlo liderando un nuevo grupo llamado Münik con Aleix Vilardebo y Jordi Roselló. El primer disco se suponía que salía en septiempre de 2012, pero parece que se retrasaba la cosa. Luego dijeron que sería en abril cuando estrenara su primer single y el videoclip que acompañará a dicho tema, pero tampoco.
Posiblemente antes crien pelos las ranas antes que salga el disco y los componentes del grupo solo quieren estar cerca de ella para arr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.