lunes, 14 de enero de 2013

Soraya Arnelas

Poyeya en Eurovisión
Soraya Arnelas Rubiales, más conocida como "Poyeya" es una cantante española bastante cortita conocida por participar en OT que tuvo el dudoso honor de ser la sucesora de Rodolfo Chikilicuatre en Eurovisión.

Te gustará si te gusta la música de los 80's y evidentemente los artistas a los que plagia homenajea. A falta de sacar algún disco que nadie comprará y que no se olviden de ella, pasa su tiempo  haciendo sus cosillas, tales como ser juez de concursos musicales, bailando o haciendo monólogos. Mientras tanto, copia la técnica de María Villalón y pide 30.000 euros a sus fans para sacar un único single y una pequeña película, ya que ninguna discográfica la contrataba. En breve podría verse obligada a pedirle uno de sus pelucones a Marujita Díaz, ya que se está quedando más calva que Popeye el marino. Subsiste gracias a su público fiel: el gay. Sin duda Soraya es seguida por una legión de homosexuales que compran sus CDS y llenan sus conciertos. Lo que no se puede negar que esta tía es toda una superviviente y sigue cantando después de pasar por OT, fracasar estrepitosamente en Eurovisión, hacer el ridículo en diversas actuaciones, aparecer en DEC contando su vida y teñirse de morena. Como las cucarachas, seguro que es capaz de sobrevivir a una explosión nuclear. Y vosotros os reís de ella. Al menos ha demostrado ser un todoterreno. Ahora, que este terreno es pantanoso, pantanoso.

Biografía
Pronto se quedó sin ideas y tiró de los ochenta

Nació en Cáceres, España. Creció y se crio en su pueblo natal donde se sacó la ESO. Tras trabajar un tiempo en Radio Frontera, la radio local, se dedicó a la profesión de azafata de vuelo. Cuando todavía era una aeromoza de Air Madrid ya soñaba con los platós y la fama. Por eso no dudó en llamar al Teléfono de Aludidos del desaparecido programa A tu lado para contar que había tenido un romance con un concursante de La Casa de tu Vida.

Operación Triunfo

Después de aquello participaría en Operación Triunfo. Fue elegida entre cientos de concursantes que por lo visto eran peor que ella. Llegó a la gala final del concurso y todo.

Carrera musical

Lo más recordado de su carrera es su espantoso ridículo del mítico Poyeya en el que 9 veces tiene que pronunciar por ella a lo largo de una canción y sólo una vez lo hace bien, otra vez dice podeya y las otras 7 pronuncia claramente poyeya. Además, en otra ocasión, cuando tiene que decir amor y libertad pronuncia amoyilibertat y un sinfín más de casos. Vamos, un ridículo espantoso que fue la comidilla durante muchas semanas. Luego sacaría discos a los que nadie les hizo mucho caso por lo que en 2009 tuvo que participar en Eurovisión para relanzar su carrera. Su primer disco, Corazón de fuego vendió lo bastante como para que no la echaran a patadas de la discográfica.
Tras pegársela una y otra vez 
se pasó a lo electrónico.
 Por qué lleva una sandwichera 

no lo sabemos
El segundo disco fue una broma de mal gusto llamado Ochenta’s, una innesesaria revisión de temas de los ochenta. Con una total determinación de exprimir la gallina de los huevos de oro hasta que reviente, volvió a la carga con Dolce vita, otro disco repleto de jitazos de los ochenta que ni se molestó en poner su estilo. Vamos, que un disco de karaoke. Por no cambiar, no cambia la tía ni las inflexiones de la voz, no vaya a ser que el nuevo gorgorito no guste y el éxito no quede asegurado.
Luego ya se quedó sin temas de los ochenta y grabó un disco con canciones originales (Sin miedo) y Dreamer que pasaron sin pena ni gloria. Bueno, más pena que gloria.
Para el siguiente disco los sorayitos pueden participar desde dos euros que incluyen la canción en formato digital, y pagando más hasta obtienes una camiseta diseñada por Soraya o incluso un show a domicilio. Además, si le mandas una captura mostrando de que le has apoyado económicamente ella es tan agradecida que te hará un retuit de lo más majo. Todo esto a pesar de que iba a estrenar un programa. No nos extrañaría que le diese por sacar una versión oficial del Poyeya cuando su carrera este aun más de capa caida.

Resulta que a pesar de tener una gran cantidad de seguidores tanto en Twitter y en Facebook, los cuales si hubieran puesto tan solo un euro hubiera sido suficiente, pero por lo que se ve no estaban muy dispuestos y no recaudó ni la mitad. Se vio obligada a vender los zapatos con los que actuó en Eurovisión. Luego resultó que no era los que usó ni se parecían. Logró reunir ese 30% de presupuesto que le faltaba gracias al patrocinio de 2 marcas comerciales, una de bebida y una de un producto dietético que habrían pagado el dinero que le faltaba a cambio de suculentas apariciones en su gira, single, video, etc. Lo que viene siendo un product placement de toda la vida, pero vendiéndolo de crowdfunding, que es más moda. Eso sí, el adelanto del disco promete que va a apestar de lo lindo.

Eurovisión

Por desgracia ni Jimmy Jump acudió a su rescate

Soraya estaba de capa caída y decidió participar en la selección de la canción representante de TVE en el Festival de la Canción de Eurovisión 2009, con el tema La noche es para mí. Soraya arrasó en la segunda semifinal, cosa bastante lógica teniendo en cuenta que Elektronikboy era uno de sus rivales y otro Salva Ortega.

Empató con Melody en la gala final, pero a causa del voto de "calidad" otorgado por las normas de RTVE al público, Soraya fue la elegida para representar a España en Eurovisión de 2009. Su canción las tenía todas consigo: una melodía horrorosa, una voz forzada que se quiebra en los momentos claves, gritos al final, una letra ridícula, spanglish, arreglos étnicos y una puesta en escena descaradamente copiada de Helena Paparizou, ganadora por Grecia hacía unos años.
Una de las primeras visitas de Soraya, ya como representante española en Eurovisión, fue a la casa de su antecesor a ponerle flores. Investigaciones apuntan a que Buenafuente creó, amamantó y finalmente mató a Rodolfo. Soraya, en sus apariciones ante los medios pretendió desligarse de la herencia del Chiki-chiki.
Su actuación en Eurovisión incluía purpurina y magia, como los shows de Juan Tamariz. Quedó penúltima y echó la culpa a todo el mundo menos a ella. Pese a que hay teorías que apuntan a una mala elección de la canción, ella aseguró que ha hubo una Conspiración judeo-masónico-comunista-internacional contra España por la negativa de TVE a retransmitir la segunda semifinal del concurso.
Lo cierto es que la canción era tan mala que hasta daba pena ver a la pobre Soraya defendiendo este truñazo, que como Europe's Living A Celebration parece compuesto simplemente sin ninguna preocupación por la melodía ni nada.

Carrera televisiva

Lo de esta mujer era más bien afán por la popularidad y como cantante parecía que no rulaba la cosa decidió tirar por la tele. Probó en Mira quien baila y duró solo un mes. Luego probó de cuentachistes en El club de Flo y no es que durase demasiado. Lo de La batalla de los coros haciendo de directora de orquesta fue para potar. Lo siguió intentando una y otra vez. Canta si puedesGeneración de estrellas,Adivina quién viene a cenar esta nocheJuntosFamosos al volante...
Nadie le dijo que lo de Cabaret olé era una especie de broma
Iba a ser la primera ex-concursante que iba a sentarse entre los miembros del jurado de Tú sí que vales. Sin embargo, una operación de urgencia por un problema de poyeyismo le impidió acudir a la gala. Se perfilaba como juez en Telecinco. Pero aun podía caer más bajo antes de desaparecer del panorama. Soraya no participaría finalmente en Tú sí que vales y acabó presentandoCabaret Olé. junto a José Corbacho. Un lamentable programa de variedades, espectáculo y entrevistas que, por cierto, es el mismo de siempre. Un Tú sí que vales cambiando tres o cuatro cosas. Solo tuvo dos entregas y tendría que esperar a que Telecinco le diera el visto bueno. El infierno se congelará antes de eso. Que uno de los concursante hiciera retratos con el pene recuerda mucho a aquella bazofia deTodo el mundo es bueno. Programa que ya desde el inicio fue relegado al late night dando la sensación como que no hubiera gustado el piloto y como no tenían nada para esas horas lo pusieron.

Enlaces externos



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.