lunes, 17 de junio de 2013

Albert Castillón

Puede oler sangre a 100 km
Albert Castillón, más conocido como Cortadillo, es un periodista español que se aprovecha todo por la audiencia, ya sean muertes, violaciones o pedofilia. Debería presentar "Gilipollas al descubierto", ya que con grabarse él mismo ya tendría el reportaje hecho. Su falta de rigor y sus ansias de polémica es su bandera. Castillón se gusta en estas lides sensacionalistas. Es el típico caso de un profesional de segunda división que un día tiene un golpe de suerte y logra saltar a la palestra. En este caso, gracias a la Operación Malaya y sus secuelas. No es que fuera exactamente una sorpresa, ya que lo de Marbella se veía venir, pero Castillón estuvo en el lugar justo en el momento adecuado para erigirse como experto cualificado en el tema frente a periodistas cuyo conocimiento de la realidad se limita al color del tinte de la Duquesa de Alba. Y la afirmación sin pruebas de que Julián Muñoz es un confidente de la policía no sólo demuestra falta de ética periodística, sino que raya en lo criminal al poner a una persona en una situación de claro peligro físico.

Enlaces externos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.