domingo, 30 de junio de 2013

Bosón de Higgs

He aquí Bosón de Higgs,
para los que aun no creen
que existió
Bosón de Higgs era un misterioso Hobbit cuya existencia es predicha por las profecías modelo estándar de la física de partículas de Mordor. Vivía en Higgs, un pueblo que estaba en la comarca, tirando a la izquierda después de la rotonda al Este de Hobbiton y al Norte de Gravitón. Muchos creían que no existía, que era una invención y aun hay quien no cree en su existencia. Lo cierto es que era un gran amigo de Gandalf, con el que de vez en cuando se iba de putas élficas.

Fue capturado durante una batalla de Hobitts contra enanos de jardín y fue encarcelado. Bosón de Higgs consiguió escapar gracias a un anillo que le daba invisibilidad, el cual consiguió en un recreativo en una máquina de esas con grúa. Cuando llegó al pueblo de Higgs, le contó a todo el mundo que le detuvieron y lo torturaron. Dijo que sobrevivió haciéndose pasar por otro Hobbit que había muerto. Los elfos estaban hartos de que tuviese interacción electromagnética con sus elfas día sí, día también, así que de vez en cuando le lanzaban sus flechas de alcance infinito, pero él era muy escurridizo. Tuvo que poner pies en Polvorosa, ya que el LHC andaba buscándolo. Huyó por la noche hacia Rivendel disfrazado de Viggo Mortensen.

El caso es que sus vecinos de Higgs no sabían nada y tras la desaparición repentina de Bosón de Higgs, su familia denunció su desaparición e inculparon a un orco y a un enano que pasaban por allí. Fueron detenidos y torturados, declarándose ellos mismos autores del crimen, aunque nunca aparece el cuerpo de Bosón de Higgs. Meses depués, Bolsón de Higgs volvió de su viaje alrededor del mundo pot Mordor, las minas de Moria o Lothlórien, hasta el Monte del Destino, un casino donde perdió todo su dinero y por ende el anillo.

Todos se echaron una panzada a reir por el malentendido, menos el orco y el enano, que fueron torturados y encarcelados. Éstos, días después, lo colgaron por las pelotas, entre dos positrones y dos hadrones que habían robado gallinas, no sin antes sodomizarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.