viernes, 28 de junio de 2013

David el Gnomo

¡Soy 7 veces más fuerte que tú, aparta de mi camino!
David, más comocido como David el Gnomo era un gnomo estafador. Hijo de Tim de Uppsala es un gnomo del bosque de 399 años, el más anciano del lugar puesto que ninguno vive más de 400 años, excepto el gnomo del oeste Franklin el cual vivió 550 años pero drogado.

De profesión médico, utilizaba sus conocimientos sobre hierbas curativas y otras técnicas para estafar a enfermos o heridos allí donde los haya. Cuenta con la ayuda de su fiel amigo el zorro Swift, quien tras un silbido de llamada acude raudo a su encuentro para trasportarle velozmente para huir de la poli.

Para viajes transoceánicos, en ocasiones utiliza un canasto sujeto al cuello de aves migratorias como los gansos, aunque no está demostrado que Swift no fuera capaz de hacerlos. Cuando la policía lo tenía acorralado se convirtió en un árbol y años después volvió a la forma gnómica cuando prescribieron los delitos contra la sanidad pública y la violación de Pitufina.

Fue tras su vuelta cuando supo que el traidor fue Swift que estaba hasta los cojones de llevarle de un lado al otro.
Muchos pensaron que David era siete veces más fuerte que tú, pero la verdad es que esa frase la ideó un becario que se encontraba de prácticas en BRB Internacional y al productor le encantó.
No es siete veces más fuerte que nadie. La imagen de la introducción, cuando levanta un árbol fue un fraude. Aprovechó para dedicarse a la Homeopatía dados sus conocimientos de mejunjes.
El ciervo que aparecía herido era siempre el mismo. Estaba todo preparado, como hacían en Jara y Sedal poniendo conejos muertos en las madrigueras. Lo emborrachaban y quedaba allí en como etílico. Al final murió a los 400 años y se convirtió en un cerezo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.