sábado, 29 de junio de 2013

Justin Bieber

Justin Drew Bieber, más conocido como Justin Johnson Justin Bieber, es un puto cantante niñato imberbe del montón canadiense con pinta de gay que es muy conocido en Estados Unidos y en países tercermundintas por su estúpido pelo, su tonto libro, su terrible película y su horrible música.

Es a la música lo que Macaulay Culkin al cine, pero sin las tutorías personalizadas de Michael Jackson. Es el arma clave de Usher para tomar posesión del planeta y convertir a todo el mundo en zombis con el cerebro de una niña de 12 años con el mismo y lacio corte de pelo.

El éxito de este chico insulso de voz aflautada ha sido uno de los grandes expedientes X del mundo musical. Ha conseguido estar entre los más vendedores del planeta. Su música es insustancial hasta la médula y no se salva ni una sola de sus canciones. Su voz de chica y sus canciones vacías puramente comerciales causan furor entre su público: adolescentes suprahormonadas con nula capacidad de raciocinio, cosa que no quita que sus aptitudes musicales sean limitadas y que recurre en un gran porcentaje de conciertos al playback. Cuando sus fans crezcan y tengan uso de razón se le acabará la cuerda a este muñeco de plástico, pero de lo que no hay duda es que sin un apoyo de la industria como tuvo, no habría obtenido tanto éxito. Twitter sufre varias veces cada mes cuando las beliebers, sus fans, quieren tener un trending-topic relacionado con él y dado que son el 5% de Twitter siempre lo consiguen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.