viernes, 21 de junio de 2013

Mariló Montero

Mariló con la mandíbula oxidada
María Dolores Leonor Montero Abárzuza, conocida como Mariló Montero, es una periodista (Aun no está científicamente demostrado) y presentadora de televisión que sabe poner las manos en el fuego por sus ideales [1] que cada vez que abre la boca se mete en un nuevo lío, pero que posiblemente pase a la prosperidad [2].
Ex-esposa del periodista Carlos Herrera. Tenía una misión en la cadena pública: derrotar a Ana Rosa Quintana
Si destaca por algo es por decir siempre lo primero que se le pasa por la cabeza, sin importar a quien pueda herir o no.

Hay que reconocerle que tuvo agallas para meterse con Anne Igartiburu, un buque insignia de Televisión Española y que además supo aguantar el tipo con John Cobra en aquella gala de preselección eurovisiva.

Aun así, la vasca quedó oxidadada y petrificada ante sus ataques. También parece ser una forofa de Los Simpsons y le pasó lo mismo que te puede pasar a ti, que algo te suene mucho y no sepas de qué. Luego pasan los días y dices. Lo vio en el Treehouse of Horror IX en el que Homer recibe una llamada del Doctor Rivera y le dice que tiene pelo para trasplantarle.
Homer se realiza el trasplante del pelo de Snake y se vuelve malo como el delincuente y se vuelve malo malísimo [3].
Esto le costó que le transplantaran quitaran el espacio de opinión y la pusieran a anunciar judías. Ante los rumores de su despido, dio unas declaraciones, como poco, innecesarias sobre su sueldo rebajado, que era la que más trabajaba, la que más resultados de audiencia tenía y la que menos cobraba. Unas declaraciones en la que deja como el culo al resto de sus compañeros.

Biografía


Su marido la guió los primeros días
Nació sin cerebro, pero el médico lo solucionó transplantándole el cerebro de un mono subnormal y su alma la poseyó, cosa que se nota cada vez que dice algo.
Los médicos confirmaron a la madre de Mariló Montero que el alma no se transmitía por los riñones y dieron por hecho que por el cerebro tampoco, pero se equivocaron.

Fue en Costa Rica donde dio sus primeros pasos televisivos. Debutó en Canal-2 de Univisión. De allí fue rescatada del tercer mundo por Jesús Hermida y la llevó a su programa A mi manera, convirtiéndose en otra chica Hermida. Fue elegida Maja de España, Miss América Latina y Reina de la Costa Internacional. Con este tipo de títulos todo parecía indicar que tendría un gran futuro como florero, o como colaboradora cotilla, pero algo salió mal... o bien. Tras la era Hermida acabó en los informativos de Telecinco de Luis Mariñas; más tarde en Telemadrid y luego en Antena 3 como coordinadora de Encantada de la vida.

La mañana de La 1


¡Judías sin alma oiga!. Que me la quitan de las manos
Buscando en Google información sobre transplantes
Su carrera había caído cuando tuvo que trabajar en Canal Sur, pero los fracasos de TVE en la franja matutina le dio la oportunidad de su vida.
Llegó a la cadena pública en septiembre para intentar remontar los datos de la mañana. No parecía cosa difícil teniendo en cuenta que Inmaculada Galván y el programa Esta mañana no lo veía ni Dios.
Mariló le puso empeño y volvió de vacaciones semanas antes que sus competidoras, Ana Rosa y Susanna Griso, pero nada.

La presentaron como si fuera lo no va más, por eso de no tirar del morbo y el corazón, con la misión de reconquistar las mañanas. Pero nada. Sacaba cada mañana sus mejores armas de batalla. Lo mismo se subía a unos altísimos tacones y se paseaba cual modelo de prêt-à-porter por todo el plató, como bailaba lambada con el arrítmico médico.

La audiencia no subía. Ella lo intentaba; cocinaba, hacía ejercicio, se ponía minifaldas. Se reía, hacía bromas, metía la pata como nadie, pero nada parecía funcionarle.

La realidad es que dormía a las ovejas y la audiencia le daba la espalda.
Mariló desfilaba por el plató como si estuviera en esas mansiones de ricos por las que estas periodistas glamourosas de ahora parece que hayan residido toda su vida.

El caso es que sus colaboradores trastocaron el funcionamiento de La Mañana de La 1 y el plató se quedó vacío por que estaban en huelga, ya que así son los rojos. De hecho, la parte final del programa quedó interrumpida y la cadena volvió a emitir en diferido la sección de cocina del programa de otro día. Esto le provocó un ataque de esquizofrenia paranoide que le llevó a creer que ella era ella misma y su propio invitado [4].

Si se agota el cirio hay que comprar uno nuevo
Mariló era muy sosa y nunca había hecho nada malo ni bueno, hasta que un día le dio por hacer una defensa del tabaquismo en directo, lo que provocó una bronca de la Oficina de la Defensora del Espectador.

Afirmó que fumar es una inspiración, es parte de la cultura, parte de la conversación española, comer, beber, disfrutar y fumar.
Lo que si consiguió es crear una de las parejas cómicas de la mañana con el doctor Gutiérrez.

En las mañanas de TVE 1 descorcharon botellas de cavacuando logró superar no sólo al Espejo público de Antena 3, sino también al programa de Ana Rosa en Telecinco, lo cual no es tan frecuente. Salió bien la estrategia de esperar a que los otros la caguen o se desgasten.

Divorcio


Mariló Montero decidió divorciarse del bigote de Carlos Herrera y se separó de él tras veinte largos años de matrimonio. Todo es cuestión de cirio. Si se agota hay que comprar uno nuevo. Ya lo dicen en las bodas, guarda el cirio que la procesión es larga. Algunos creen que se les rompió el amor de tanto usarlo y otros que se les rompió de no usarlo. En realidad, el causante de su divorcio fue su jefe, el director de TVE Santiago González. Lo curioso es que uno de los colaboradores del programa de radio de Carlos Herrera se llama también Santiago González. Cuando hable con él empezará a notarse los cuernos.
Eso sí, solo le duró un año y medio, debido al desgaste de la misma, a sus aseveraciones sobre el alma y enfrentamiento con Anne Igartiburu se añaden los rumores sobre su futura salida de TVE, que de momento han negado todas las partes implicadas.

Curiosidades


  • Si te trasplantan el hígado de Mariló Montero te vuelves católico y mónguer.
  • Se comió un pescado y la poseyó el alma de la merluza.
  • Si Mariló Montero tuviera razón y el alma se transmitiera vía trasplante, Hilario Pino estaría meando en una caja de arena.
  • Mariló Montero tiene el cerebro oxidado.

Notas

  1. Mariló quemándose
  2. Mariló Montero pasando a la prosperidad
  3. Mariló liándola parda con los transplantes de órganos
  4. Mariló Montero sufriendo un ataque de esquizofrenia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.