lunes, 17 de junio de 2013

Risto Mejide

Ya verás, me quito las gafas y paro el mundo
Evaristo Mejide conocido habitualmente como Risto Mejide, es una mala copia del Doctor House, Simon Cowell y Eugenio.

No es más que un publicista sin mucho talento cuyo único mérito en la vida es haber estado en el momento adecuado y conocer a la gente adecuada. Polémica y Risto Mejide son palabras que normalmente vienen seguidas. Este tipejo esconde detrás de unas gafas de sol muy grandes sus frustraciones y complejos, empezando por su baja estatura y el tamaño minimalista de su pene.

Es especialmente conocido por su participación como jurado en el programa de televisión Operación Triunfo criticando más las frivolidades de los concursantes que la parte musical. A pesar de que se empeña en que su nombre real es Ricardo, su nombre es Evaristo, Risto para los amigos. Parece que Risto solamente tiene buenas palabras para su ex compañero Ramoncín, por el que siente respeto y una cierta admiración. No entendía que le hubiesen crucificado tanto porque, por lo visto, en 2002 firmara un manifiesto que iba en contra de OT. Su pareja es Ruth Jiménez, con la que ha tenido un hijo que seguro no se presentará a ningún concurso de música... o quizá sí.

Biografía



Empezó trabajando como publicista y su única relación con la música se remonta a su juventud, cuando lideró una banda en la que cantaba y tocaba el Casio. Disolvió la formación al darse cuenta que aquello no tenía mucho futuro, para dedicarse profesionalmente a la publicidad.

Inicios en la tele


En 2006 hizo su debut en televisión como jurado del concurso El invento del siglo, emitido por Antena 3.mierda y otro fracaso de Antena 3, que por aquella época hacía programas al voleo y luego se sorprendían del fracaso. Pero la productora, decidió reciclarlo para la quinta edición de Operación Triunfo. Allí alcanzó gran popularidad por sus duras críticas a los concursantes e incluso hacia los profesores y responsables del programa y el que traía los cafés. Solía criticar más las frivolidades que cosas que tuvieran que ver con la música y con tal de hacerse el gracioso hundía las ilusiones a chavales. Desde su primera participación en OT se había convertido en el "malo" del jurado, en el azote de los concursantes. Todo podía ser criticado por Risto, desde lo más evidente, la actuación de los triunfitos, hasta su ropa, peinados, gestos... Los concursantes se ponían nerviosos sólo con oír su nombre.
Me da igual como cante, yo le doy leña
El programa fue retirado por que era una
En 2008 repitió de jurado junto a Noemí Galera, Javier Llano y Coco Comín. En la edición de 2009 fue cuando se armó el Belén. Ángel Llácer, director de la Academia, que ese año se convirtió en su primer objetivo diciendo: "No se puede ser serio teniendo a un payaso como director de la Academia, porque hace muy bien el payaso, pero dirigir la Academia lo hace fatal". Pero Mejide tenía para todos, y una vez que ha terminado con el director de la Academia se lanzó a por los fracasitos. Tras la marcha de Ramoncín los jurados se reducían a tres, pero poco después había dos en el plató. Risto había desaparecido. Rápidamente Jesús Vázquez, presentador del programa, se dispuso a leer un comunicado nada más empezar el programa en el que decía que Telecinco había decidido prescindir de la participación de Risto Mejide como miembro de este programa, decisión que compartía la dirección de OT". Las explicaciones se acabaron ahí.

G20


Se demostró que Telecinco había montado un circo y que todo fue un excusa para promocionar su propio programa (G-20). En este caso, Risto no criticaría a aspirantes a cantantes, sino a políticos, empresarios o deportistas, entre otros personajes influyentes. Al menos, esa era la intención inicial, pues el programa no tardó en incluir en el centro de sus críticas a presentadores, colaboradores de diferentes espacios de Telecinco o famosillos sin demasiado interés. El resultado no fue otro que otro producto demagogo. Además apenas salía en el programa y la mayoría del tiempo eran unos video hechos por el antiguo equipo del Tomate.
Ángel, pide perdón a los babianos y a los unicornios

El programa andaba de capa caída con su programa, registrando datos de audiencia realmente lamentables y dejándose comer el terreno por El Hormiguero. Estaba buscando medidas desesperadas y la última es forzar su enfrentamiento con Ángel Martín al respecto de la Comarca de Babia y Risto salió en defensa de la comarca de Babia. Con ello, Mejide no intentaba defender a los leoneses que residen en la comarca, sino conseguir audiencia a base del morbo, que es lo único que entienden tanto él como su cadena. Sabidas son las ganas que le tenía a Ángel Martín y su programa Sé lo que hicisteis.... Tantas que metió la pata hasta el fondo quedando como lo que es, un pringao, pseudo producto televisivo que un día pasará de moda pasando a formar parte de esa horda de personajillos televisivos que se masturban en la intimidad de su hogar viendo una y otra vez viejos videos. Desenterró un articulo que escribió Ángel Martín en el que hablaba de un pueblo llamado Babia. En él, hace referencias un poco más que ofensivas hacia el pueblo y sus habitantes, cosa que quiso aprovechar para rajar de su peor pesadilla televisiva. Lo único con lo que no contaba es que el pueblo de Babia no existía. En la respuesta a la explicación de Ángel Martín sobre la existencia de Babia, lo único que hizo es volver a tergiversar las palabras de Ángel Martín para intentar esconder su estupidez. También montaron un circo dentro del programa con la supuesta censura de algunos de los contenidos de su programa. Supuestamente, la cadena para la que trabaja censuró un vídeo sobre Ana Rosa Quintana, compañera en Telecinco. El vídeo en cuestión es una crítica a Ana Rosa Quintana y a su productora, Cuarzo. En él se repasa la trayectoria profesional de la presentadora y se la compara con el personaje infantil Hello Kitty. Pero esto no hizo aumentar la audiencia. Es más, bajó tanto, que tuvieron que llamar a Belén Esteban para salvar el programa. La audiencia fue dando la espalda progresivamente a este espacio, que fue retirado apenas tres meses después de su comienzo.

Tío Risto y despido


Poco después se anunció una edición semanal del programa que nunca llegó. Le gustó tanto eso de criticar y hundir el ego ajeno, que Telecinco le iba a dar otro programa. Lo llamaron Tío Risto, un programa el cual se encargaría de dar consejos a personas. Los servicios de emergencias estaban preparados ante una inminente oleada de suicidios e intentos de suicidio. La cosa no vio la luz y tras cobrar durante dos años y solo haber trabajado cuatro meses decidieron que era hora de deshacerse de él. Aseguró que tenía muchos proyectos para 2011 y afortunadamente en ninguno salía él. El primero de ellos fue la nueva campaña de publicidad de Antena 3, "Pone", con la que se vengó de Telecinco. En esta campaña ponía a caldo Antena 3 a Telecinco.

Tú sí que vales


Vasile le perdonó y le dejó volver a Telecinco, que por lo visto es la única tele que le acepta. Esta vez de jurado de Tú sí que vales junto a Paquirrín. Y todo porque al viejo italiano le encanta hacerse unas risas viendo frikis haciendo el imbécil. Telecinco quería aprovechar el buen momento que parecían atravesar los formatos de entretenimiento clásico para relanzar este pseudo-concurso que lo único que buscaba es gente dispuesta a hacer el ridículo. Finalmente decidió que cayó demasiado bajo, murió su personaje y Risto desapareció del panorama.

Money Time


Risto consiguió endosarle a Vasile su primer proyecto como productor. Un concurso para Cuatro presentado por Luján Argüelles tras el piloto de Christian Gálvez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.