domingo, 16 de junio de 2013

Toni Cantó

Toni Cantó abandonando otra serie
Antonio Cantó García del Moral, conocido artísticamente como Toni Cantó, es un  cantante de rap , terrorista ocasional y actor español, que un día despertó del coma y se hizo actor. Empezó en la tele presentado galas baratas al estilo de Noche de fiesta. Aunque ha sido un chico Almodóvar, lo que realmente le dio a conocer fue el papel en 7 Vidas interpretando el personaje de David. A partir de ahí, poca cosa. En las Elecciones generales de España de 2011 obtuvo uno de los 5 escaños que UPyD logró. Se esperaba que fuera mejor politico que actor, que ya era mucho esperar. Algún malpensado piensa que le votaron para tenerle cuatro años sin que haga series. Pero como político demostró ser peor aun que actor. Las cagadas se iban sucediendo cada vez que abría la boca. Una vez elegido, quiso solucionar el déficit de Canal 9 lanzando un misil sobre la sede del canal, mostrando su desprecio por el trabajo de los profesionales de RTVV y el delicado momento en el que se encontraba la cadena, incluido un ERE que puede afectar a 1.000 trabajadores. El actor y diputado de UPyD presentó allí hace una década y durante cinco meses un espacio de cámara oculta por el que cobró 134.000 euros por cinco meses de trabajo... a lo mejor estaba resentido porque le quitaron el programa o que se siente culpable de ello. La actitud de Cantó respecto a la RTVV cambió cuando entró en política. Las críticas comenzaron a ser constantes a partir de las elecciones de 2011. Toni Cantó llegó incluso a afirmar prácticamente que fue maltratado por el ente público, tras quedar fuera de los debates electorales de la campaña del 20N.

Después de eso, a diario en su Twitter decía chorradas. De las más grandes declarar los toros Bien de Interés Cultural negando que los animales tengan derechos porque estos no tienen derechos ni obligaciones, puesto que carecen de libre albedrío y por lo tanto que el maltrato animal no es un atentado ético. Evidentemente los comehierbas se le lanzaron al cuello.

Poco después se metió en un jardín aun más grande atacando a las feminazis asegurando que la mayor parte de las denuncias por violencia de género serían falsas, y denunciando que los fiscales no persiguieran el fraude. Después que le dieran hasta en el carnet e identidad afirmó que "A partir de ahora no iba a decir ni mú". Es decir, a cobrar como diputado por asistir aveces al hemiciclo, como los políticos normales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.