martes, 6 de agosto de 2013

Felipe Juan Froilán de Todos los Santos de Marichalar y Borbón

Te meto un meco que te reviento con
mi inmunida diplomática, payaso
Felipe Juan Froilán de Todos los Santos de Marichalar y Borbón es el resultado del escalofriante apareamiento entre la infanta Elena, duquesa de Lugo, y Jaime de Marichalar. Con esos padres y abuelos, lo normal es que saliera retrasadillo. Tanto que hasta repitió segundo de la ESO. Cuando etenga edad para irse de putas, discotecas, drogas va a hacer más portadas de revista que Paquirrín y Belén Estaban juntos.

Fue nombrado Felipe por su tío el Príncipe de Asturias, Juan por su bisabuelo el Conde de Barcelona; Froilán por ser el santo patrón de Lugo y Todos los Santos para que siempre sea su santo y le regalen cosas los súbditos. Está claro que nada más nacer, tuvo más títulos y nombres que un universitario y la duquesa de Alba juntos.

Su historial delictivo empezó cuando intentó matar a sus primos durante la boda del Príncipe Felipe y Letizia Ortiz. Como sus padres no lo llevaron a Hermano mayor siguió con su actitud destructiva.
Pronto quedó claro que heredó de su abuelo su puntería con las armas de fuego, que aunque apuntó a los cuatro que estaban delante de la línea sucesora de la corona, acabó pegándose un tiro en el pie. Otras fuentes aseguran que como era muy inocente, que oyó en las noticias que la prima de riesgo se había disparado y pensaba que estaba de moda.

Otros afirman que lo que quería hacerse era agujeros de velocidad. Ni la Infanta Elena ni Jaime de Marichalar pudieron evitar el accidente, ya que estaban chupando el musgo de una piedra.
El PP afirma que hubo dos líneas de investigación; en una fue ETA y en la otra que es la crisis provocada por la crisis económica heredada por el PSOE. Tras el accidente, la asosiación nacional del rifle le expulsó del club. El caso es que iba a ser juzgado por auto magnicidio, pero pensaron que de todas formas se iba a librar y retiraron los cargos.

Lejos de aprender la lección, continuo con su plan de cargarse a su familia. Durante su estancia en Palma de Mallorca, mientras realizada un curso de vela, Froilán se enfadó con su primo Pablo, al que le propinó un cabezazo e intentó clavarle un pincho moruno.

Miedo da cuando este tío sea mayor. Probablemente acabe cocainomano, putero, fiestero y seguro que se da de hostias con todo el mundo, sabiendo que puede hacer lo que le de la gana con total impunidad. Atropellará a más gente que Farruquito y Ortega Cano. Eso sí, dirá que lo siente, que se ha equivocado, que no lo volverá a hacer más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.