viernes, 14 de junio de 2013

Sir Walter Melapido

Sir Walter Melapido
Sir Walter Dibs Melapido fue un marino, conocido por ser el inventor del "me la pido" en el año 1653. El SS Melopido iba a la deriva hasta que llegaron a una isla. Allí los marineros desembarcaron y pronto vieron a sus habitantes, todas mujeres feas menos una. Todos se pelearon por conseguir copular con esta, pero solo Sir Walter Melapido pudo resolver este conflicto y determinó que desde ese momento bastaría con pronunciar las palabras "Me la pido". También podría comprarse y venderse el "me la pido" por un precio que puede oscilar desde los 250.000 a 20 dólares.
Fue así como Sir Walter Melapido consiguió evitar un baño de sangre. Por desgracia para ellos, éstas solo usaban los varones con fines reproductivos y luego mataban a los varones comiéndose la cabeza. Solo se salvó Sir Walter Melapido, que era gay y escribió esta historia para que perdure hasta nuestros tiempos.

Biografía


Melapido, en uno de sus viajes
Aunque no se sabe a ciencia cierta donde nació, La conclusión de los expertos es que fue británico. Una tradición asegura que fue discípulo del primer Pirata Roberts, ya que este sanguinario pirata atacó el barco en que viajaba, pero le perdonó la vida, convirtiéndolo en su sirviente, esclavo sexual y posteriormente en su hombre de confianza. Con el tiempo, aprovechó un día de borrachera y lo tiró al mar, convirtiéndose en el capitán del barco, comenzando así su carrera de marino. Cambió el nombre del barco (S.S Dibs) por el de SS Melopido. En su barco viajaban personajes célebres en su tiempo como John Highfive Chocaesoscinco, Riding Shotgun o Victory clasp.

Época de capitán de barco


SS Melapido
Pero era muy mal capitán y era su primer día, por lo que se dejó la brújula en tierra y se perdió por el mar. Fue viajando a la deriva hasta que se encontró la isla donde estaban las mujeres feas. Todos los hombres deseaban regresar con sus familias, pero la isla resultó ser fértil y confortable, por lo que se apalancaron un tiempo. Al principio todos querían descargar su líquido del amor con las nativas, pero casi todas eran feas y casi se matan unos a otros, pero la rápida intervención de Melapido inventando el "Me la pido" lo evitó" evitó una matanza, aunque eso no evitó que las nativas los mataran a todos menos al capitán.
Tras inventar el "Me lo pido", intentó volver al Reino Unido en su barco. Pero esta vez no tenía ni la brújula, ni el sextante. Sí tenía la carta náutica, pero no sabía para qué servía. Fue de isla en isla preguntando, pero nadie sabía. Estuvo en la isla de los Cíclopes, donde se atrajo la cólera de Poseidón tras violar al hijo de este dios, Polifemo.
En una de esta islas se encontró un antiguo amante, el cual le indicó una peligrosa ruta que debía tomar para volver a casa. Pasó junto a la isla de las Sirenas, pero como era mariquita a él ni fu ni fa. Lo que si le inspiró fue para la famosa Teoría de la sirena, ya que se fijó en que los manatíes se convertían mágicamente en bellas sirenas con las que los marineros querían chocar las aletas. Así, la leyenda de la sirenas nació, directamente del firme deseo de la mente de los marineros de encontrar algo, lo que fuera, en donde poder meterla.
Ya en el Reino Unido, llegó a su casa y vio que estaba infestada de okupas. Tras matarlos procedió a escribir las normas del Melopido.

Muerte


Fue muy respetado en su época y la verdadera causa de su muerte fue tapada. Oficialmente murió de una afección renal, pero la verdad fue muy diferente. Un día cogió tal borrachera que intentó abrazar el reflejo de la luna, se pisó la barba y cayó al mar. Tras su muerte, a su cuerpo le quitaron toda la carne de los huesos y la donaron a Stephen McDonalds. Lo que quedó fue enterrado en la abadía de Westminster junto a los grandes hombres de Inglaterra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.