domingo, 7 de julio de 2013

Gorro de aluminio anti-control mental

Gracias a estos gorros nunca nadie sabrá que
 pienso mucho en sexo con caballos
Un gorro de aluminio anti-control mental es un gorro manufacturado que sirve para evitar que te lea la mente tanto los extraterrestres o los satélites usados por el gobierno para leer y controlar las mentes de ciertos ciudadanos.

Esto es gracias al efecto jaula de Faraday que provoca que el campo electromagnético en el interior de un conductor en equilibrio sea nulo, anulando el efecto de los campos externos.
Un cerebro cubierto con esta prenda es blindado por un almacenador intermediario repulsivo de la resonancia, que desvía los campos psicotrónicos y se dispersan por la superficie de aluminio. El almacenador intermediario de la resonancia encapsula el el cerebro, proporcionando una protección básica con la atenuación de diversas frecuencias.
Debe tenerse en cuenta que hay que ponerse la parte brillante hacia afuera, ya que de hacerlo al revés, aumentan las ondas de radio y les sería más fácil urgar en nuestra mente. Esto es debido a que el brillo es el que refleja las ondas wifi/herzianas extraterrestres para que no te puedan leer la mente.
Debe ponerse sobre la cabeza de manera que el centro del cuadro quede en el centro de tu cabeza. Debes de cuidar de cubrir bien la parte de atrás de la cabeza, por donde se encuentra el cerebelo.
Algunas personas aseguran que estos gorros no sirven para nada, pero está claro que esto es un complot organizado por el gobierno para que dejemos de usar nuestros gorros protectores, tratando de ridiculizarnos y dejemos de usarlos.
Estos gorros deben llevarse puesto en todo momento y no bajar la guardia nunca, aunque tu familia o los compañeros de trabajo te señalen con el dedo y se rían de ti. Están programados para burlarse de ti y forma parte de su control. Por desgracia, si llevas un chip de control ya instalado en tu cerebro, este gorro no te servirá para nada. Pálpate y cuando encuentres un bulto que creas que es el microchip, arráncalo con la ayuda de un cúter y una cuchara. Si no lo encuentras o este está en una región cerebral fuera de tu alcance, mete los dedos en el enchufa con los dedos mojados. Lograrás así desprogramarlo e inutilizarlo. Una vez hecho esto, ya nadie podrá leer tus pensamientos.

Fabricación


A estas alturas ya te habremos convencido y estarás deseando fabricar tu propio gorro de aluminio para protegerte del los aliens y el gobierno, así que te lo mostramos. Necesitarás un lápiz, unas tijeras, un compás, pegamento que enganche cartón y metal, media esfera de plástico transparente, dos platos de cartón, una hoja de aluminio de unos 60x60 centímetros, agujas de señalización con el cabezal de color (puede ser amarillo, blanco o azul, según el color de tus ojos) y una tira de goma.
  • Ve a casa de tu madre y róbale el papel de aluminio.
  • Monta la base de tu diseño con cartón. Los platos de cartón serán la base de tu gorro. Primero, pon boca abajo uno de los platos y coloca en el centro la semiesfera de plástico. Dibuja con un lápiz su perfil hasta obtener un círculo. Recórtalo.
  • Superpón ambos platos poniendo encima el que tiene el hueco. Recuerda que estás trabajando en la parte convexa de los platos. Perfila la silueta del hueco en el plato de abajo. Luego, retira el primer plato en el centro del segundo plato.
  • Dibuja tres círculos en la hoja de aluminio. Centra el plato con el hueco encima de la hoja de aluminio y perfila el hueco y el plato sobre ella. Ya puedes dejar a un lado el plato y centrarte en la hoja de aluminio. Verás que te han quedado dos círculos que comparten el mismo centro: uno pequeño en el interior y otro externo. Ahora, dibuja un tercer círculo que rodee al segundo a unos 3 o 5 cm de distancia. Recorta la hoja de aluminio por este último círculo.
  • Corta diversos radios formando tiras entre el círculo externo y el del medio. Después, corta siguiendo un radio desde el exterior hacia el interior y vacía el círculo pequeño interno. Pon un poco de pegamento en la parte interna de uno de los lados y fija ambos formando un cono.
  • Solo te queda juntar las piezas. Encaja y monta con el pegamento el plato con el agujero y el cono de aluminio encima del plato. Reviste y pega la parte inferior con las tiras que quedan colgando.
  • Ahora solo falta que tires el amasijo de mierda que has hecho y llames a Jordi Cruz para que te lo haga.

2 comentarios:

  1. que carajos dices ... en serio puede ser verdad todo esto..... no mientas mennnnn...

    ResponderEliminar
  2. alaaaaa que carjos dices tio...todo esto es mentira como lo compruebass....

    ResponderEliminar

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.