lunes, 14 de enero de 2013

Elsa Pataky


Elsa Lafuente Pataky es una ulatraoperada, pésima y mediocre actriz española que ha sobrevivido por estar buena a base de cirujía plástica. Actriz tan de buen ver como escasa de recursos. Es como una niña pequeña; cualquier papel que coge lo destroza. Cae mal por alguna razón que debe estar a caballo entre elegir mal sus trabajos y posar como una modelo en la alfombra roja como si el film no fuera con ella. Tan malos son sus resultados en taquilla en España como años se pasó para llegar a Fast Five, el único film en Hollywood en el que la ido bien, aunque no salga mucho.

Comenzó despuntando en la serie de púberes televisivos Al Salir de Clase, de no debería haber salido de esa faceta. No se puede comparar, por ejemplo, con Pilar López de Ayala, cuyos papeles en cine fueron de mucha más responsabilidad y obtuvo un merecido éxito. Imaginar a Elsa Pataky interpretando Juana la Loca podría herir la sensibilidad de muchos.

 Tras salir en esa serie convirtió su cara, que aún no tenía muchos retoques, en conocida, y no ha parado de buscar su sitio. Se hizo mediática en España, donde había trabajado con Díaz Yanes o Garci y se buscó un novio famoso, el piloto Fonsi Nieto, vendiendo helados como churros y portadas de Playboy, entre otras cosas. Pataky se estrenó en Hollywood con Serpientes en el avión con tal de figurar en el cartel junto a Samuel L. Jackson. Lo de las serpientes fue un año antes de aquellas polémicas fotos que le robaron mientras posaba semidesnuda para una revista de moda. Luego, otra película cutre: Astérix en los Juegos Olímpicos. Entonces ya se había buscado otro noviete de más nivel, Adrien Brody, con el que pisó un centenar de alfombras rojas y él la paseó como un trofeo de caza mayor. Adrien le compró un castillo y todo, pero ella aun quería ver mundo y sobretodo, ir buscando otros novietes cada vez de más nivel. Ella ya se frotaba las manos con un papel que le ofreció Woody Allen para su películaMidnight in Paris. Hubiese sido un trampolín impresionante y la hubiera convertido en una de las privilegiadas actrices que han trabajado a las órdenes del genio de Allen, pero el papel se lo ofreció Woody en un calentón y se arrepintió tras echar un ojo a su filmografía. Por eso, al protagonizar Di Di Hollywood, parecía contar su propia historia. Se casó con Thor Chris Hemsworth en diciembre de 2010, ya que pensó que de todas formas, cuando se cansase de él, se podía divorciar. Como andaba escasa de trabajo y se aburría, decidió hacer un montaje y fotografiarse en Hola con la única compañía del traje de Armani. Más parecía un reportaje de moda que una boda íntima porque por faltar, falta hasta el novio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.