miércoles, 19 de junio de 2013

Rapunzel

Hay quien dice que Los hermanos
Grimm cambiaron un poco el cuento
Rapunzel fue una chica cuyos padres vendieron a una bruja por unas campanillas y una lavadora. En aquellos tiempos no existía electricidad. La bruja la encierra en una torre en el medio del bosque para que no se vaya de puterío. Esta torre tenía un grave error de diseño, ya que se le olvidó al arquitecto hacer una puerta, así que para subir la bruja Rapunzel su largo cabello dorado caer, para luego trepar hasta la torre.
Un día, un príncipe azul oye a Rapunzel cantando en la torre y busca una puerta pero se da cuenta de que no hay y empieza a pensar cómo era posible que ella estuviera dentro si no había puerta. Al día siguiente pudo ver a la hechicera visitando a Rapunzel, y de esta manera aprendió cómo llegar hasta Rapunzel. Le pidió que dejase caer su cabello y subió hasta donde estaba ella. Desde aquel día comenzó a frecuentarla y a hacerle la caidita de Roma. Ella para cazarlo le dijo que estaba preñada, así que él le propuso matrimonio y ella aceptó. Juntos planearon una forma de sacarla de la torre. La hechicera descubre que el hijo del Rey se estaba trajinando a Rapunzel, lo que la lleva a trasquilarla como una oveja y abandonarla en medio de un campo desierto por puta.
Cuando el hijo del Rey llegó la noche siguiente, la hechicera se ocupó de bajar las trenzas hasta donde estaba él. Cuando el hijo del Rey se encontró con la hechicera en la torre, tardó algo así como tres polvos en darse cuenta de que no era su prometida y la bruja aprovecha para decirle que jamás volverá a ver a Rapunzel.
Él, desesperado, cae de la torre sobre unas espinas que había abajo, quedando ciego. Rapunzel que en realidad si estaba embarazada dio a luz a dos gemelos sola en el desierto. Al poco tiempo merodeando el Príncipe ciego por el desierto buscando su puesto de vendedor de boletos de la O.N.C.E se encuentra a Rapunzel y a sus hijos, quien al encontrarlo en tal estado, llora lágrimas que resultan ser curativas y sanan los ojos del Príncipe devolviéndole la vista.
Así, Rapunzel y el Príncipe vuelven al Palacio, donde se ordena la búsqueda y captura de la bruja. Finalmente es atrapada y condenada por un jurado popular no muy imparcial. Tras ser decapitada, decoran con su cabeza la entrada del pueblo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.