jueves, 13 de junio de 2013

Sonia Ferrer

 
Sonia Ferrer González es una actriz y presentadora mala y poco natural española que nació sin cintura y con el chocho torcido, que presentó cada tarde durante años en La 1, la crónica rosa del programa Gente. Tras 8 años le dieron la patada y la sustituyeron por María Avizanda. Estuvo mucho tiempo en el dique seco hasta que la rescató Melchor Miralles para su invento Con voz y voto de Telemadrid para intentar mejorar los datos, pero aun así la audiencia fue incluso peor.

Apareció desnuda en Interviú, para compartir con todos los españoles sus dos únicas virtudes, ya que presentar, no se le da muy bien que digamos. Fue la musa de los camioneros de toda España. Ha hecho algún que otro papel en series como Happy House, la cual no tenemos ni puta idea de qué iba, Luna Negra, ¿Se puede? y papeles en el cine como un cortometraje llamado 8 y Lisístrata, donde enseñaba sus dotes artísticas perolas.

Luego se casó y se retiró para cuidar a su hija.
Su desgaste profesional llegó cuando aceptó participar en ¡Mira quién salta! de Telecinco.
Se había rebajado de ser presentadora a ser concursante y se lesionó el tobillo el primer día.
Eso si no se lesionó con el salto del tigre encima de Escassi. No se hubiese enterado nadie si no fuera porque Mónica Pont, ávida por que la contraten en Mediaset se chivó. Creía que este programa le daría la oportunidad de trabajar en Telecinco o volver a la cresta, pero lo único que consiguió fue ser portada de varias revistas del corazón, otras la sacan desnuda en la playa y que su marido le pusiese las maletas en la entrada de la casa y un divorcio que promete que va a ser salvaje.

Con un futuro laboral incierto, su supuesto amante, Escassi, se divertía de lo lindo y ya se ha olvidado de ella.
Por ello, pensó que de perdidos al río y se apuntó a los montajes. Para ello contó con Álvaro Muñoz Escassi haciendo creer que les habían pillado in fraganti en mitad del desierto marroquí, cuando en realidad no tienen nada entre ellos y el jinete está con una tronista de Telecinco.

Volvió a presentar un programa por la puerta de atrás, ya que presentó una basura llamada Campamento de verano, consciente de que está ahí por ser la comidilla de Sálvame y no por sus logros. Está claro que la imagen de Sonia Ferrer se ha mancillado y que ya pocos se la van a tomar en serio. Puede que sea eso lo que ella quería desde el principio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.