sábado, 29 de junio de 2013

Víctor Sandoval

Víctor Sandoval es un periodista, cantante, actor, escritor, colaborador y presentador de televisión español. Estudió para hombre orquesta, pero una lesión de rodilla truncó su carrera y tuvo que hacerse periodista. También se hizo escritor, ya que el único requisito para serlo era escribir un libro o que te lo escriba un negro y tú digas que lo escribiste. Por la misma razón se hizo actor, que solo había que actuar cinco minutos para que todos digan que eres actor.

Trayectoria



Gracias a su afilada lengua, AR, lo fichó para su programa Sabor a ti y desde entonces se dedica a cotillear en la vida de los famosos. Su gran éxito llegó en 2004 en Telemadrid donde presentaba el programa Mama Mía, junto con Patricia Pérez. Luego lo contrató Antena triste, donde intento triunfar con el mismo formato de Mamma Mía, pero fracasando en el intento. Lo echaron de España y acabó en Miami donde hizo colaboraciones en Conexión desde Miami en Tal cual Exprés fracasando igualmente.
Acabó en su habitat idóneo, Telecinco, donde pasó por TNT, Aquí hay tomate weekend y la Noria donde contaba cotilleos de los famosos. Un día le picó una araña radactiactiva y en vez de darle sentido arácnido le dio un tumor. La araña murió por desgracia. Paulatinamente adquirió poderes sobrehumanos proporcionales a las de una araña: llenar toda la casa de puta telaraña. Era una mierda de superpoder, pero es lo que había. Desde ese día decidió luchar contra el crimen bajo las palabras que un tertuliano de Punto Pelota una vez le dijo: Un gran poder, conlleva una gran responsabilidad. Tiempo después le tuvieron que amputar el dedo, ya que te pique una araña radiactiva es lo normal. Eso sí, vendió la exclusiva a Sálvame para poder comprarse otro en el futuro.
Su carrera como escritor se basa en columnas de revistas del corazón y libros de autoayuda. La más sorprendente de sus profesiones, la de cantante. Su disco títulado Frío control, debió tener tanto éxito que es imposible encontrarlo en ningún lado. Esta incursión en el mundo musical le sirvió para comenzar en la televisión como crítico musical en Telecinco.

Decadencia


Llegó a Sálvame y su colaboración fue sinónimo de patetismo polémica y, por lo tanto, de buenas audiencias. Hizo pública la mala relación con su marido. Hasta que, tras grave insultos y reproches públicos, pidió el divorcio. Sandoval viajó a Miami para enfrentarse, violentamente, a su esposo. Después, le comunicaron en directo que Nacho Polo le había puesto una orden de alejamiento para, posteriormente pedir su incapacidad mental, cosa bastante lógica. Sus penas, desgracias y divorcio con Nacho Polo tuvieron su gracia al principio pero Sandoval se desató de tal manera que se hizo insoportable. Sólo gritaba, manipulaba y mentía para tener más audiencia. Después de esto, cayó a los bajos fondos y vendió cualquier cosa sobre su vida, ya fuera cáncer o la amputación de algún miembro.
Regresó a España para curarse de la picadura de araña. Fue en este programa cuando comenzaron sus desgracias. Primero la llamó a su doctora, quien le comunicó que tenía un tumor en un dedo del pie. Más tarde, confesó que tenía problemas matrimoniales para después anunciar que se separaría. Llevaba meses llorando, gritando y sufriendo ataques de ansiedad. Y todo antes las cámaras de Sálvame. Primero llamó "chulo" e "hijo de puta" a su marido, Nacho Polo. Después se fue con un equipo del programa a Miami para verle y casi se pegan. Más tarde llegaron las acciones legales, como una orden de alejamiento y una incapacitación mental.
Sus compañeros no le podían ni ver e incluso le dieron la espalda. El problema es que estaba tan desesperado por ser una megaestrella que le falta humildad y compañerismo y sus formas eran infantiles e injustificadas. Llegó incluso a crear una canción sobre su ex (Nachopolizate) y además, casi todos sus compañeros le apoyaban. Tan sólo Kiko Matamoros se enfrentó directamente con él, asegurando que todo lo que contaba era mentira. Pero de pronto se le fue la cabeza. Comenzó a decir que estaba "muy solo" y que sus compañeros le habían traicionado y, de repente, desapareció. Así, sin más. Ya ni le mencionabann. Intentó pasarse a la competencia y se anunció su fichaje por Mandarina pero no duró ni dos Vuélveme loca. Durante cinco meses no se supo nada de él y es que tensó demasiado la cuerda, porque tenía excesiva necesidad de protagonismo.

Reaparición


Cinco meses después de desaparecer de Sálvame, regresó para pedir perdón a sus compañeros y al público. Confesó que estaba en la ruina y que tuvo tendencias suicidas pero probablemente todo sea una farsa para volver al programa. A Jaime Bores le funcionó, por probar que no quede. Más histérico y dramático volvió. No sabemos si porque realmente lo está pasando muy mal o porque, como le llaman poco, quiere hacerse valer. Tras varios días de broncas con Kiko Matamoros, el tuvo que abandonar Telecinco por consejo de su psiquiatra. Pos suerte, esto solo lo sufrirán los catalanes.

Regreso a la tele


Tras arrastrarse por el fango algún desaprensivo quiso contratarlo como presentador al frente de ¿Perdona?, título de un programa de corazón junto a Sonia Arenas en 25 TV, un canal catalán de quinta regional. El programa llevaba gestándose unos cuantos meses y Sandoval entró en juego hace sólo 15 días, mostrando un cierto afán de protagonismo que no iba con la filosofía propia del programa. Ya nos podemos imaginar la situación: Víctor estaría exigiendo hasta una roulotte propia con buffet privado y que sólo hubiese una cámara en el plató que le enfocase a él.
Víctor Sandoval volvió a hundirse él solito y le despidieron antes de empezar por "su afán de protagonismo" Finalmente, la que se llevó el gato al agua ha sido Sonia Arenas que, de momento, es la única presentadora confirmada del proyecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.