sábado, 29 de junio de 2013

María Teresa Campos

Omaita Campos
María Teresa Campos Luque es una insoportable periodista malagueña nacida en Tetuán. Se convirtió en una fábrica de exclusivas para paparazzis gracias a las excepcionales dotes de su prole, especialmente de su hija Terelu y de las parejas de su prole (Pipi Estrada), pero sobretodo por abrirle paso a Jorge Javier Vázquez, algo por lo que debería pedir perdón a la humanidad.

Es tendenciosa hasta la médula, muy amiga de sus amigos, su palabra, en todo programa de televisión o radio que ha presentado, es ley, y así se lo ha hecho saber a colaboradores y demás gentuza que la ha orbitado. Murió cuando fue a nadar a la playa. El cuerpo de la periodista apareció varado en la arena de la costa. Trataron por los medios disponibles (una palanca) intentar devolverla al mar, de donde nunca debería haber salido, pero los esfuerzos fueron infructuosos.

Trayectoria


Llegó a la televisión en los años 80, precedida de una larga trayectoria en las emisoras de radio malagueñas que nadie oia. A su llegada a la tele, lleva a cabo varias colaboraciones en TVE, y se unió al harem de Jesús Hermida junto a Miriam Díaz Aroca, Nieves Herrero e Irma Soriano. Destacó entre todas ellas y empieza colaborando en pequeñas secciones, entre ellas el muy sórdido miniculebrón Intriga matinal. Trepa rápidamente puestos hasta convertirse en la mano derecha del jefe, y finalmente en su sustituta. Tiene tanto éxito que le dan más programas similares pero con distinto nombre. Fue entonces cuando se convirtió en la reina de las mañanas en TVE,

Fichaje por Telecinco


Se consagró como reina de las mañanas en Telecinco, cambia el título del programa de TVE a Día a día. El motivo del cambio de emisora fue por 500 millones de pesetas. Maurizio Carlotti le encarga otros proyectos, pero no obtiene demasiado éxito y fueron retirados a los pocos meses. Fue un inmenso cabreo con Vasile lo que llevó a la Campos a irse de Telecinco. Pensó que su nombre, reputación y prestigio provocarían una lobotomía en el espectador, quien olvidaría qué cadena estaba viendo.

En Antena 3


El ansia la hizo deslizarse a Antena 3, en donde fracasó con dos programas diferentes y de manera tan escandalosa como Juan Ramón Lucas o Máximo Pradera. Algunos creyeron que si María Teresa Campos era la reina de las mañanas daba igual si eran las mañanas de Telecinco o las de Antena 3. La autoconfianza de Mari Tere llegó a ser irritante. El público vio el cambio de canal como una traición. No había nada nuevo y estaban todos ya cansados de verle haciendo lo mismo durante décadas. Ana Rosa Quintana se convirtió en una versión más elegante y nueva de la Campos y el espectador lo agradeció.

Desaparición y regreso a Telecinco


Ave María Teresa Campos... me confieso de no tener dignidad.
Ah no, eso eras tu

Quedó herida de muerte y desapareció del mapa. Tras un año sabático, volvió a Telecinco con las orejas gachas y casi de rodillas ante Vasile.

Mari Tere quiso irse a un pseudo canal nuevo La 10, pero Vasile se lo impidió para joderle por lo que le dijo hace unos años. Ella alegó "motivos personales" y les dio plantón días antes de empezar y Lucía Riaño se frotó las manos.

Muy lista ella, vino venir su caida al vacío si fracasaba el nuevo canal. Para terminar de vengarse Paolo, la puso en Sálvame como defensora del espectador. Negada a aceptar que debería retirarse, le dieron un programa blanco y soso de nombre ¡Qué tiempo tan feliz!. Además, se puso a las órdenes del que fue uno de sus lacayos, Jorge Javier Vázquez en Sálvame, programa con el que colabora todos los jueves en calidad de Defensora de la audiencia, un papel ridículo e inútil.

Ella es la encargada de recibir los mails con las quejas, críticas o sugerencias de los telespectadores y de darlos a conocer en el programa, para después pasárselos por el forro. Esta sección solo sirvió para confirmar que tanto presentador y colaboradores no aceptan críticas negativas. Desde entonces no hay nadie en Telecinco con el que no haya tenido un mal rollo. Primero la vimos lanzarse dardos envenenados y desenterrar rencillas con Emma García.

Pero el colmo llegó cuando le metió caña al mismísimo Jorge Javier Vázquez y éste, harto de los aires de grandeza de la vieja gloria, juró no volver a coincidir con ella en Sálvame. La Campos se hizo la ofendida, dejó su puesto como defensora de la audiencia y aseguró no volver hasta que no le dieran una disculpa. Con tal de no jubilarse dignamente, regresó al programa con una sección aun más ridícula llamada El Confesionario. Una sección en la que los colaboradores del programa podrán hablar de todo aquello que les preocupe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.