miércoles, 11 de septiembre de 2013

Molly Ringwald

Aunque el Efecto valkilmerizante es leve en ella,
las últimas fotos parece que se las sacan sorprendida
Molly Kathleen Ringwald es una actriz muy popular en películas para adolescentes en los 80. Su pasaporte a la fama le llegó con Dieciséis velas, que la convirtió en toda una musa del cine teen de los 80, gracias a su aspecto de vecina de al lado.

Su buena racha prosiguió un año después con El club de los cinco, junto a otros actores de su generación como Emilio Estevez, Ally Sheedy, Judd Nelson y Anthony Michael Hall. Dos años después rodó su film más emblemático, la comedia romántica La chica de rosa, acompañada por John Cryer, Andrew McCarthy y Harry Dean Stanton. Su época triunfal acabó aquí, ya que sus siguientes trabajos apenas tuvieron repercusión.

Rechazó los papeles principales en Ghost y Pretty Woman, dos films que podrían haber impulsado su carrera como actriz adulta. Tras partir peras con John Hughes por quítame allá unos cambios en el guión de La chica de rosa, abandonó a su antiguo mentor y se mudó a Francia, para intentar convertirse en una musa del cine de autor. Allí sólo apareció en una de las películas más indescifrables de Jean-Luc Godard, presunta adaptación de Shakespeare.

Volvió a EEUU para protagonizar películas de poco fuste, cometiendo el peor error de su carrera cuando rechazó el papeles de protagonista de Pretty Woman y Ghost.
 Regresó a USA participando en la sitcom Townies que resultó ser un fracaso y desapareció de la programación antes de finalizar su primera temporada.

Después de eso, sólo ha realizado intervenciones secundarias en films de terror como Secuestrando a la señorita Tingle o Corten, así como un cameo autoparódico en la comedia No es otra estúpida película americana y una breve aparición en Las maletas de Tulse Luper: La historia de Moab. Tras una serie de papeles menores, regresó a la atención del gran público con su papel en la serie de ABC Family titulada The Secret Life of the American Teenager, donde da vida a Anne Juergens, madre del personaje protagonista de Amy Juergens.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.