domingo, 16 de junio de 2013

Yasuri Yamileth

Si me sigues mirando así te saco la yilé
Katherine Severino, más conocida como Yasuri Yamileth, es algo así como la Wendy Sulca chunga. Nació en un barrio pobre con el nombre de Katherine Severino. Hay quien dice que en realidad son dos personas distintas y que todo es publicidad encubierta de Gillete. No hay pruebas de ello, pero aun así aseguramos que es verdad. La cosa está clara: como la pilles en un mal día te da con la Gillette. Así que chistes haremos los justos, ya que la yilé la usa para todo menos para depilarse las piernas.
Vivió en las alcantarillas hasta los 14 años, edad en la que se mudó a una terminal de trenes más arriba con sus ocho hijos. Su marido estaba preso y no le podía matener. Se alimentaba con migas de pan que le tiraban los pasajeros y saciaba su sed solo cuando llovía. Por Navidad se permitía el lujo de comerse una rata. Logró sobrevivir y consiguió un trabajo como asistente administrativa de una empresa de bienes raíces mientras estudiaba diseño de interiores.
Cambió de vida el día que le sacó la yilé a Yamcha y le cortó la cara para después arrancar la cabeza a un ñeta de un mordisco. Fue algo así como su bautismo de sangre, ya que desde entonces fue Yasuri Yamileth. Sacó un disco que solo tenía una canción, aunque ésta se vendió muy bien, ya que los de la discográfica amenazaban sacando la yilé a los viandantes para que se lo comprasen. Diríamos que la canción es espantosa y horrible, pero no tenemos guardaespaldas. Ganó el suficiente dinero para comprarse un Mercedes Benz con el que iba a las discotecas.
El caso es que fue juzgada por matar a una familia de gitanos sin permiso de caza y con una yilé más grande de lo legal. Fue encarcelada y camino de la prisión, el bus se salió en una curva y se mataron todos. Ella sobrevivió al accidente y fue vagando por el mundo a lo mochilero.
Murió al ser atropellada por unas marujas durante una estampida de las rebajas de unos grandes almacenes cuando iba a buscar hojas de Gillete. Hay quien dice que fingió su muerte y que sigue via bajo el nombre de La Tigresa del Oriente y actualmente aterroriza al mundo sin yilé, solo con su música.
Poco se sabe, sin embargo, acerca de la modelo del video. La encontraron en la calle, grabaron el video y desapareció. Posiblemente Yasuri le sacara la yilé y la matara para que no hablara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.