jueves, 18 de julio de 2013

Natalia Verbeke

Necesito ir al baño
Natalia Carolina Verbeke Leiva, es una actriz incapaz de vocalizar cuando habla que se fue a España por que la echaron de Argentina por botinera o algo así.
Su ristra de películas horrendas es casi interminable y acaba en sujetador en todas sus interpretaciones, por suerte la de series de mierda es más corta.

Sus incursiones en el mundo de la publicidad también tienen tela. En un spot se puede ver a Natalia con una estética glamurosa, a medio camino entre los anuncios de perfumes y Amar en tiempos revueltos, recorre estancias de una mansión hasta llegar a un cuarto en el que se dirige a alguien que queda fuera de plano. "He vuelto", afirma, "y pienso volver todos los días de mi vida". Cambia el plano y puede verse a quién está hablando: un retrete.

Está claro que no puede leerse la letra pequeña de contratos que la obligan a hacer cosas así, pero su representante debería haberlo hecho. Anteriormente hizo de Uma Thurman en Kill Bill estreñida  Primero fue José Coronado, Carmen Machi le tomó el relevo para dejar de "sentirse hinchada" y ahora ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.