sábado, 22 de junio de 2013

Saber y ganar

Jordi Hurtado y Pilar Vázquez en 1913
 cuando empezó el programa
Saber y Ganar es un programa de televisión español de preguntas y respuestas que se emite ininterrumpidamente desde tiempos inmemoriables. Una exposición crónica al programa y a sus gracietas televisivas puede producir úlcera y esputos, así como incontinencia urinaria y sentimiento de inferioridad. Está presentado por el inmortal Jordi Hurtado y el siniestro Juanjo Cardenal, con la colaboración de la azafata florero Pilar Vázquez. Este programa de intelectuales cuando lo ves no te sabes ni una pregunta ni de casualidad y te da complejo de tonto y con ganas de ver Sálvame para compensar.

La mecánica del concurso tiene menos variedad que la comida de un soltero recién emancipado. Compiten tres concursantes que deben responder correctamente a preguntas de cultura general en diversas pruebas. Si el concursante tiene un C.I de menos de 160, lo más probable es que haga el ridículo. Cada día, el concursante clasificado en segundo lugar debe superar una prueba más, La calculadora humana, para poder conservar lo que ha ganado durante el concurso. De no hacerlo, habrá hecho el ezfuerzo en vano. Casi es preferible que te den una patada en los cojones a que te hagan soportar concursar y luego no llevarte nada ese día.

Los tres participantes tienen la oportunidad de conseguir un dinero extra contestando correctamente a la penúltima prueba, La parte por el todo, pero normalmente te enseñan un detalle microscópico y no lo aciertan hasta pasado treinta programas por lo menos. Eso sí, si aciertan la parte por el todo se llevan la SuperBote...unos 500 euros. En la última prueba del programa, el concursante que cayó eliminado en última llamada tiene la posibilidad de volver a concursar en el programa siguiente si supera El reto. Normalmente es el que más ha hecho el ridículo de todos y quiere redimirse.
Cuando acaba el programa, Jordi se echa un chorrito de limón en los ojos, zinc en abundancia e introduce la cabeza en el frigorífico durante 30 minutos todas las noches para poder conservar su cuerpo incorrupto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.