jueves, 25 de julio de 2013

Guillermo Martín

Voy a ser superfamoso como Bisbal
Guillermo Martín es un triunfito de la cuarta edición de OT que tras su paso por la misma sacó un par de discos, los cuales pasaron desapercibidos. Más que la música, lo suyo es adicción a la fama, a la cual se ha querido agarrar sin mucho éxito.

A los pocos meses de salir de la academia ya todos lo habían olvidado, así que participa en MQB. Los de Antena 3 lo contrataron para cantar presentar un programa llamado El destape que no tuvo mucha historia. También presentó programas de los rankings junto a Mónica Martínez y participó en Paranoia semanal.

Fue invitado en el programa Tres en Raya en La Sexta y formó parte de los cantantes del programa Al pie de la letra de Antena 3, junto a Sandra Polop, Mercedes Durán y Carles Torregosa. Cuando los de Antena 3 ya no sabían donde meterlo lo tuvieron haciendo pasillos hasta que terminó su programa.

Después de esto le fue cada vez peor. Tuvo que aceptar presentar un programa en Canal 9 llamado ¡Crash!, un concurso donde aquellas personas que tuvieran un coche de más de 10 años, podrían ganar un coche nuevo.

Ese año participa como actor en un spin-off de la serie de Canal sur Rocío casi madre. También fue jurado del programa musical Cantando en familia de RTVCM, un Operación Triunfo de familias. Entre 2008 y 2009, colabora en aquella especie de programa llamado Los mejores años de nuestra vida canción a canción.

En 2009 quiso salir de esa especie de espiral decadente y volvió a ¡Mira Quién Baila!, pero solo consiguió que Antena 3 lo llamase para una edición especial del programa Canta si puedes, en la que dos equipos formados por famosos se enfrentaron cantando en condiciones muy especiales, como correr sobre una cinta o sumergidos en un tanque de hielo. Vio que no había conseguido y en 2010 participa en Supervivientes de Telecinco.

Lejos de conseguir su propósito, acabó exiliado en Mexico donde acabó en La academia, otro Operación Triunfo de mexicano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.