martes, 2 de julio de 2013

Tróspido

Tróspido es una palabra hematocrítica para referirse a algo con trospidez por falta de adjetivos o una definición exacta de algo.

Es un concepto que no significa nada y significa muchas cosas al mismo tiempo. Es un término que se explica por sí mismo. Tróspido es exactamente lo contrario de ríspido (consultar diccionario panamericano de dudas onomatopéyicas), es decir, aquello que está en mal estado, caduco, feo, estropeado.

Por otra parte, es un vocablo abierto a distintos significados, por lo que todos podríamos formar parte de la génesis y desarrollo de lo tróspido hasta elevarlo a los altares del diccionario, al igual que fistro o miembra.
El uso más popular de tróspido se da en las expresiones "la mano tróspida" y "el codo tróspido" que es como se llama el popular chascarrillo de meter mano disimuladamente en un pub lleno restregando la mano así como intentando pasar, o frotar unos pechos con el codo del brazo del cubata.
Si en los últimos tiempos usted ha construido más de cuatro frases seguidas hablando de televisión sin utilizar esta palabra es que es un aburrido, un patán y un fracasado. No es cool, y no tiene el más mínimo talento.

Ejemplos

 

  • Pasó la fecha del yogur: el yogur está tróspido.
  • Tienes el estómago tróspido.
  • En el chino venden muñecos tróspidos.
  • No me seáis tróspidos

Cómo convertirte en un tróspido

 

  • Puedes casarte con tu prima, pero los hijos te salen tróspidos.
  • Participa en ¿Quién quiere casarse con mi hijo? o Granjero busca esposa.
  • Ser hijo de una madre tróspida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.