sábado, 24 de agosto de 2013

K-Narias

K-Narias y su Grammy trofeo comprado en
una tienda de regalos
K-Narias es un subproducto grupo canario de reggaetón chungo o algo así, formado por Gara y Loida, dos hermanas gemelas de Tenerife que por alguna razón creen que son negras. Solo han sacado cuatro discos al mercado, todos ellos dignos de expositor de gasolinera  y uno es un recopilatorio de los dos primeros.
Es gracioso que digan por ahí que han demostrado que no todo el reggaeton es machista enseñando carne femenina. El secreto de su "éxito", aparte del físico y sus voces distorsionadas a base de autotune, fue el auge de reaggetón entre canis y chonis.

Lo cierto es que la parodia de Los Morancos suena mejor que ellas. Casi todos su conciertos son en verano, gratuitos y sólo en Tenerife. Bien es cierto que han hecho promociones fuera de las islas, pero no hay pruebas de que eso se traduzca en mayores ventas o mejores contratos.

Lo cierto es que han dado vueltas por todos los estilos latinos posibles, cosa del todo legítima, pero que no asegura una brillante carrera, sobre todo cuando se carece de talento. Por mucho que tiren de aquello de "gracias a mi tierra, gracias a mi gente, no hay quien las aguante.

Actualmente viven atrapadas en el tiempo sin darse cuenta de que su momento, si alguna vez lo tuvieron, ya pasó.
Empezaron en la música de manera profesional en el festival Reggaetuning 2004, donde actuaban como bailarinas. Allí se encontraba actuando su descubridor: Don Omar.
El estilo de las gemelas tinerfeñas le llamó la atención y creía que así podía tener sexo con ellas. No se sabe a ciencia cierta si lo logró, pero teniendo en cuenta que grabaron un disco, pues solo es unir cabos.

Tras este encuentro sexual-discográfico, que fue considerado muy positivo tanto por Don Omar como por sus productores (por lo visto fue una orgía), se les propuso cumplir su sueño, grabar un disco. Más tarde se enteraron que por 100 euros lo podían haber grabado ellas mismas, pero ya era tarde.
Desde entonces nos obsequian con truño tras truño musical. Aun así había gente dispuesta a ser lobotomizada y escuchar su música.

Tanto que hasta le regalaron un Mitsubishi a cada una. Incluso Coalición Canaria las contrató para que les cantara su cuña promocional "Canarias son Siete estrellas y Coalición" y para promocionar Tenerife Moda.. Como les debían un favor, pensaron que quedaría superguay que ellas hicieran un vídeo musical haciendo una versión de un tema de ellas, transmutado para la ocasión en un alegato contra la violencia doméstica.

El caso es que fueron vestidas y por eso no les pagaron, librando al contribuyente canario de pagarles el videoclip. El pa libe-rá la-so-cie-dá inolvidable. Esto es lo que pasa cuando se combinan los estragos de la LOGSE con una clase política inculta e incapaz. Así que como triste es cantar pero más triste es pedir, se metieron a rodar un anuncio para TuBillete.com una empresa privada, porque con dinero público no les fue muy bien.
Tampoco es que les pagaran mucho más y el spot fue rodado en ambientes pobres como el Intercambiador de Santa Cruz y un croma. Más que un anuncio de agencia de viajes parecía que anunciaban tampones.

También tratan de vendernos hitos como el haber actuado media hora en el Madison Square Garden en un festival de reggaetón. se olvidó comentar que su actuación se enmarcó en un evento que se llamaba  Block Party Concert organizado por la cadena de TV Univision donde actuó muchísima gente.
Puestos a mentir, dicen que actuaron ante más de 25000 personas cuando, la capacidad máxima del Madison para conciertos es de 20000 usuarios.

Otro supuesto hito fue el haber cantado ante jugadores de la NBA en un descanso de un partido. Lo hicieron en un hotel de Puerto Rico ante Chicago Bulls y Miami Heat que disputaban un partido de pre-temporada al día siguiente. Cantaron en la mansión PlayBoy, pero en un acto organizado por UBO Records, la discográfica con la que firmaron para tratar de conquistar el mercado americano con tan buena suerte que quebró a finales de ese mismo año. También cantaron en una fiesta de promoción de un documental llamado Chosen Few sobre reggetoneros.
Una fiesta curiosamente patrocinada por la propia UBO, que realiza un reportaje donde entrevista a todo el mundo menos a ellas, que aparecen apenas un segundo.
También actuaron con José Feliciano, pero seguro que el pobre ni sabía donde estaba y creía que era un secuestro y aquello era la única forma de salvar la vida.

Al pasar sus 15 minutos de fama, año tras año sacan vídeos con los que pretenden, de forma infructuosa, salir del vertedero musical en el que habitan y trepar por las paredes de la fosa del olvido y ganarse unos eurillos para volver al Madison Square Garden algún día, aunque sea de turismo. Lo del número de ventas de sus discos igual son de verdad, pero lo más seguro es que se los hayan inventado.

Quizá deberían dejar la música e intentar acabar la ESO para aprender a escribir y a expresarse. También existe la opción del porno, que lo de las gemelas está muy bien pagado.
En serio, que estudien algo y se pongan a trabajar, pero en serio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.