viernes, 2 de agosto de 2013

Ylenia Padilla

Ylenia Padilla es otra choni de Benidorm considerada como la Snooki de Gandía Shore. Va del rollo de las que creen que todas la envidian porque "arrazopordondepaza" y de super sincera y "Cuando quiero algo, lo consigo", pero tiene problemas con la consumición de alcohol es un anuncio de alcohólicos anónimos que cada vez que sale de fiesta se desata y se transforma en una mezcla letal entre Aída Nízar y Leticia Sabater.

Y es cierto, si pone sus ojos sobre algún objetivo, hace todo lo que sea necesario para que sea suyo. Algo fácil cuando eres una choni facilona que en sus bajos pasa más gente que por el Metro de Madrid.

Destaca de sí misma sus extensiones, sus uñas de palo y las pestañas postizas. O sea, que de sí misma destaca cosas compradas en una tienda de chinos. Gasta alrededor de seis litros de agua oxigenada a la semana para ser rubia. Y no son suficientes, porque tiene las cejas negras como culo de grillo. De hecho, en La India hay una familia entera dedicada a dejarse crecer el pelo para surtirla de extensiones.

Alcanzó la popularidad al meterse en un programa de la MTV llamado Gandía Shore, donde se convirtió en una auténtica icono social. Tanto que es así, que en febrero de 2013, en pleno Parlamento Europeo de Estrasburgo, un adolescente que representaba a los estudiantes españoles, dejó en evidencia a todos los españoles al gritar aquello de ¡Sagerao España!.

Su relación amor-odio con Labrador llegó al límite, y, tras mantener una fuerte discusión con este, decidió hacer las maletas al no poder soportar la situación. Finalmente decidió no irse pero se hundió a sí misma descontrolándose y perdiendo la dignidad. Ylenia se le pasó el pedo se calmó escuchó las argumentaciones del resto del grupo y cuando Labrador le pidió que no se marchara le faltó tiempo para irse con él absolutamente arrepentida. Obviamente hubo sexo al día siguiente, aunque esta vez cambiaron de habitación para que no les viese Esteban. Luego al tiempo volvieron a romper. Con el anuncio de la cancelación del programa vino otra polémica. El canal decidió confiscar las cuentas en Twitter de ella y sus protagonistas, por lo que los se quedaron, de la noche a la mañana, sin los miles de seguidores con los que contaba. La primera en pronunciarse fue Ylenia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.