lunes, 14 de enero de 2013

Chonicientos


El chonicientos es un número, algo más alto que el tropecientos y muy cerca del infinito más uno. Es un 1 seguido de tantos y tantos ceros como hijos tiene una choni y no existe pantalla de ordenador que logre contener todos ellos, por lo que mejor ni intentarlo.
De hecho, el que se inventó el número allá a principio del siglo XX aun sigue contando ceros y posiblemente muera sin conseguirlo. Su nieto se enteró que le iba a legar esta tarea y actualmente está en paradero desconocido.
Este número sirve par indicar el resultado de cualquier cálculo matemático como resultado de cualquier operación y ningún profesor podrá decir lo contrario. Es un número con carecterístas muy especiales; es insumable, irrestable e indivisible. Solo se multiplica sobre sí mismo una y otra vez. Muchos dicen que no existe, pero eso no es verdad. Se encontraron indicios en unas ruinas romanas y se dedujo que correspondían al cero romano, cosa que hoy en día sabemos que no es verdad. Este un número que tan solo ha sido usado en contadas ocasiones, tales como; La fortuna de Bill Gates, las cagadas de Ramoncín...
Como curiosidad, multiplicar el diámetro del grosor de una mierda de perro, por la altura de la pirámide de Kheops por la raiz cuadrada del perímetro craneal de Pepe Navarro más el radio de un moco aplastado en una pared más veinte veces tropecientos da exactamente chonicientos.
Hasta hace algún tiempo se creía que el número mas grande del mundo era tropecientos, y de hecho lo era. Pero un alienígena trajo este número y desde entonces se han solucionado todos nuestros problemas. Si se metían contigo tu decías: "tu mas" y te respondían "tu mas, infinitas veces" y te ibas a casa llorando a contárselo a tu madre. Pues ahora puedes volver a contestar con "pues tu mas chonicientas veces" y es el otro el que se tiene que ir llorando a su casa a contárselo a su madre. Esto a menos que seas tu el otro, en ese caso estás jodidamente jodido, ya que no existe número mayor que chonicientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.