miércoles, 16 de enero de 2013

Christian Göran

Christian, buscando plan
Christian Göran es un modelo sueco, fan del cine de Alexei Kurkovski que decidió dejarse crecer la barba por una promesa que le hizo a la Virgen del moco, lo cual le hizo retrosexual y llegó a parecer unos de los acampados del movimiento del 15M, por lo que recibió no pocas palizas.
Un día fue de vacaciones a un hotel creyendo que solo iban gente adinerada, pero no contó con Trivago.
Allí conoció a una chica llamada Johanna Münch y tras unos días de tensión sexual no resuelta, tuvieron un affair en el hotel creyendo que era rica, pero no era más que una perroflauta algo choni que mascaba chicle como las cabras. El caso es que lo que sucedió en la habitación del hotel, lo aprovechó Bigas Luna para un nuevo anuncio de KH7. Cuando acabaron la sesión maratoniana de sexo, se encontraron por última vez en el ascensor y se descojonaron de la risa. Él por como había sido engañado y ella por lo pequeña que la tenía.
Meses después se operó para hacerse el pene más grande y la buscó para que le diera la oportunidad de una revancha. La buscó en Internet como "La chica de Trivago", pero no encontró resultado alguno sobre ella, solo referencias a una chica con cara de satisfacción fingida y dedos apuntando hacia arriba no se sabe exactamente porqué, así que volvió a la habitación del hotel y usó el ADN de las bragas de ella que estaban aun pegadas en la pared. Era un hotel barato y el servicio de limpieza dejaba mucho que desear.
Tres días después (sí, es que tenía pendiente cosas más importantes que hacer) salió a la búsqueda de la chica de casa en casa haciendo pruebas de ADN a diestro y siniestro. Tras visitar todas las casas y aterrorizar a todo el vecindario, la encontró. Fue entonces cuando le confesó que también ella le estaba buscando para que se hiciera una serie de pruebas porque padecía sida. Pero no murió de eso, le cayó un piano de cola encima un mes después. Salió en Vídeos de primera y menudas risas. Por desgracia para él, no tenía cápsulas de café con la que traficar y no pudo regresar del más allá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.