martes, 15 de enero de 2013

Indiana Jones and the Temple of Doom

Tras la película de Willie y Tapón
no se supo nunca más
Indiana Jones and the Temple of Doom es una película estadounidense de aventuras dirigida por Steven Spielberg, producida por George Lucas y protagonizada por Harrison Ford. Es la segunda película en estrenarse de la saga de Indiana Jones, con situaciones más tontas, frases más estúpidas y personajes odiosos. Incomprensiblemente es recordada como una gran película, pero la verdad es que es una mierda. Las demás películas tenían algo, pero esto no es más que cuevas sombrías, niños sufriendo e insulto por doquier de las creencias y cultura hindú. Los efectos especiales son buenisimos, y las escenas de acción son memorables. Tiene un momento a partir del cual solo siguen peleas, corretizas, escapes y asi hasta llegar al idilico final que no tiene mucho sentido, como nada de la cinta, pero que resulta genuinamente emocionante y satisfactorio. Se puede resumir de esa misma manera, la historia solo es una excusa para entregarnos una serie de escenas y divertimento.

Argumento

La película comienza con un bizarro número de baile y claqué que nada tiene que ver con la película ni tiene relación con nada de lo que pasa después. Resulta que ese número de baile era en un restaurante lujoso de Shangahi que cuando Indiana Jones está sentado con el chino malvado desaparece sin más. Indiana va a cambiar una cosilla que se encontró mientras destrozaba yacimientos arqueológicos al villano, pero no antes de que le pagase por ello. En cambio el chino que se olía la tostada quería el artefacto primero. Apuntan a Han Solo Indiana Jones con una pistola para quedarse con todo, pero Indiana coge a la cantante y le pone un cuchillo en el gaznate para protegerse. Luego resulta que en su copa había veneno y el camarero que estaba compinchado con Indiana va a salvarle, pero dura en escena lo mismo que un caramelo en el patio de un colegio. Luego se inicia una pelea masiva para recuperar el antídoto y el diamante.
Soy cantante, ¡podría perder la voz!

Huyen de allí con el antídoto y salta por la ventana con la cantante. Tras aterrizar se encuentran con el chino de Los Goonies, que es igual de cargante que el personaje de Willie. A partir de su encuentro con Indi cada vez que habla lo hace gritando a todo pulmón. Después de insultar a todas las mujeres y a los chinos con estos personajes tan estereotipados luego le llegaría el turno a los indús. Resulta que escapan en un avión que casualmente es propiedad del malo. Los pilotos en vez de matarlos mientras dormían, decidieron saltar en paracaidas y dejar que se estrellase el avión. Como no quedaban paracaidas decidieron lanzarse en una zodiac. Por si esto fuera poco increíble, caen desde un precipicio enorme y a pesar de caer casi desde más alto que desde el avión, nadie se rompe ni un solo hueso.

Llegada a La India

Doc, debimos cambiar algo en el pasado
y ahora el hinduismo es muy chungo.
Enciende el condensador de fluzo, debemos volver
 y arreglarlo todo
Tras salvarse de dos caidas en la que cualquier persona se hubiese matado, se encuentran con el Emmett Brown indú que les muestra el poblado, el cual su gobierno malvado le robó su piedra mágica, secó su agua y mató la cosecha. También se llevaron a los niños para hacerles trabajar en la mina. Así que Indi se dispone a rescatar a los niños y la piedra. Decide que la misión no conlleva ningún peligro, así que se lleva a la rubia tonta y a un niño repelente. De hecho, aunque el niño fue algo útil, la rubia no haría nada útil en toda la película.
Viajan en elefante hasta un palacio y conocen al líder, el cual le invita a la comida más repulsiva de toda La India. En vez de arroz o cualquier cosa les intenta hacer comer ojos, comida cruda y bastante asquerosa. De postre cerebro de mono helado.
Durante la cena o lo que quiera que fuese eso, el primer ministro les cuenta que no sabe nada de piedras mágicas ni de niños secuestrados. Lo dice muy serio y le creen. Por la noche, cuando Indiana se preparaba para el coito con Willie, un tio con turbante lo intenta matar y tras una pelea acaba colgado del cuello en el ventilador del techo.

Entrada en el templo

Los gritos de Kate Capshaw estaban
más sobreactuados que 
Tommy Wiseau
Casualmente encuentran una entrada secreta en la habitación e Indiana Jones decida llevarse al niño con él. Pero caen en una trampa y tiene que ser Willie quien tenga que rescatarlos. Consigue salvarlos en lo que es la única cosa que hará de utilidad en toda la película. Entonces llegan a las profundidades del templo donde se estaba realizando un sacrificio humano, tal y como pide las sagradas escrituras hindues. Y tal como indica el hinduismo, el sacerdote arranca el corazón al sacrificado y lo baja en una plataforma al fuego. Cabe acalarar que esta escena la escribió un psicópata.
Indiana ve como después colocan las piedras en una especie de calavera de piedra y se acerca a cogerlas, ya que nadie las estaba custodiando. Mientras robaba las piedras ve como unos niños estaban por alli trabajando en la mina sin seguro médico y se despista tanto que lo atrapan.
Le obligan a beberse algo que le sienta mal y es poseido por lo peor de la humanidad. Esto le lleva a sacrificar a Willie en el foso de lava. El villano en esta ocasión no le saca el corazón a la sacrificada.
Mientras tanto el niño rompe sus cadenas para tratar de salvar a Indi. Curiosamente el niño chino fue el único de los niños que se le ocurrió la brillante idea de romper las cadenas con su herramienta de cavar. Por desgracia es incapaz de sacar a Indiana Jones de su trance y recibe una hostia. Logra hacerlo chamuscándole las costillas. Tras una pelea y ganar al malo sacan a Willie de la fosa, la cual se lo agradece con una hostia. Consiguen escapar dentro de una vagoneta. Luego se separan y atrapan a Willie y al chino.

Desenlace

Y fueron felices y se comieron los morros
Mientras a Willie le secuestran de nuevo, Indiana y el niño están enmedio del puente acorralados por los malos en ambos lados. No se le ocurre mejor forma de escapar que cortar el puente con una espada. Tras estos caen al agua y los cocodrilos se comen la ropa mientras ellos nadan a la orilla, ya que los cocodrilos solo comen tela negra. Mientras tanto, Indiana lucha con el malo que le intenta arrancar el corazón, pero en vez de eso, se zafa y le de un puñetazo con su propio puño. El malo trata de escapar y empieza a tirarle sus propios soldados hata que se le acaban, entonces se tira él. Luchan por las piedras y sin que se sepa porqué empiezan a arder. El malo trata de cogerla y le quema, esto hace que se caiga por el precipicio. Indi salva a Willie, devuelve las piedras y libera a los niños. Luego llegaría Indiana Jones y la Última Cruzada y lo que es peor, Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.