domingo, 13 de enero de 2013

Pablo Álvarez Meana

¡Mira papi, súbeme la pagggga!
Pablo Borjamari Álvarez Meana, más conocido como "la cosa pública" o "el 35 matrículas" es una especie de futuro político tróspido con voz de loquendo perteneciente a la generación Loewe que tiene la friolera de 35 matrículas y se hace pasar por gestor público.

Podrá ser licenciado en gestión y tal y cual, pero no es gestor público, porque para serlo hay que ir en una lista que gane unas elecciones y entrar en los puestos de gestión, sacar unas oposiciones de Gestión del Estado o similar u obtener un puesto a dedo de gestor de un partido político, por ejemplo asesor de un alcalde o ministro.

Como no reune ninguna de los requisitos, simplemente es un Borjamari con ínfulas de político... Esto hace pensar que por la calle hay 35 coches circulando sin ellas.
Nació un 15 de Agosto de 1989, bajo el signo de Leo (dato importante donde los haya). Tiene un Currículum de 7 páginas en el que las seis primeras páginas está escrito una y otra vez 35 Matrículas, número 1 de su promoción y audiencia con los Príncipes. Ni una línea de experiencia laboral, ni una línea de voluntariado, ni una línea de otras cosas A este tío nadie le ha explicado que cada año hay alguien que es el primero de su promoción, y eso multiplicado por todas las carreras y todas las Universidades de España. Hay quien asegura que es el Salvador Raya de la política y es una broma muy poco elaborada para vender relojes, una burda parodia de las Juventudes Socialistas una cortina de humo de Mariano Rajoy para que se olviden de los recortes o va a medias con "la cosa publica", sea lo que sea eso o Nezareth Castillo Rey ya crecidito. Otras teorías apuntan una posibilidad aun más escalofriante y que en realidad sea un mini-yo de Aznar y la culminación de un proyecto secreto para clonarlo, aunque desgraciadamente se les fue la mano con la Borjamarina y crearon esto. Lo más probable es que, una vez más la realidad supera a la ficción. Alguien debería decirle que se dedique a la "cosa privada" porque en la cosa pública da risa.

Biografía

Eh tu pobre, vótame para que te gestione 
la cosa pública y ni se te ocurra criticar 
mi gestión o te envio a mis abogados
Nació en un pueblo del norte de España siendo el fruto de un expermiento científico. Su primer demandado fue su médico al darle dos tortitas en el culo. Su infancia no sería fácil: en el colegio sus compañeros se reían de él y lo marginaban, así que apuntó todos sus nombres para demandarlos en un futuro. Tras no darle un sobresaliente por educación física demandó a su profesor de primero de EGB. El profesorado, desconcertado, se recluyó en la sala de profesores y acordó concederle el premio nobel a cambio de que no les demandase más. Él aceptó encantado el premio. Su primera novia le duró lo que tardó en demandarla por no satisfacer sus necesidades básicas, osea, cepillarle bien el pelo. A causa de la depresión de que nadie estuviera a su altura, desarrolló una serie de desórdenes gástricos caracterizados por la bulimia y la antropofagia, demandando en una tarde la mitad de la población de Oviedo. Algunos aseguran que solo se libraron Manuel Fraga y Steven Seagal, pero no podemos confirmarlo. Sus padres estaban muy ocupados y no le hacían mucho caso, así que cada vez que querían que les dejase en paz le ponían a leer libros de economía. Terminó el bachillerato en el I.E.S. Antonio de Mendoza Instituto Doña Jimena con matrícula de honor y fue ganador de la primera Olimpiada de Economía que organizó la Universidad de Oviedo. Lo enviaron a la universidad y como no tenía amigos, se dedicó a sacarse matrículas a mansalva. Tal fue su dedicación que se sacó más de treinta. Se vino arriba y se afilió a las juventudes del Partido Popular para cumplir su sueño de gestionar la cosa pública. Economía Europea fue la única asignatura que se le resistió y Administración Pública. Sólo pudo obtener un sobresaliente y casi se suicida tomando una sobredosis de caviar. Sus buenas notas le presagiaban un buen futuro, pero se rodeó de gilipollas. Curiosamente se define como "un amante de la defensa de la libertad, frente al intervencionismo de los socialistas". Por lo menos lo de mentir, ya lo hace igual de bien que los mayores.

Salto a la fama

Tomad majestad, vuestra querella
Tras saltar a las redes sociales con su página web personal, y creando una marca personal típica de los community manager de twitter acabó siendo un meme tras diversos comentarios y montajes humorísticos que fueron producidos en diversos foros y páginas web. Este chaval creó una marca personal y la gestionó como el culo, dándose una hostia épica. El caso es que todo comenzó cuando alguien le convenció que podía ser político para sacarle toda la pasta y él se lo creyó. Creó una página web con musiquita de fondo e hizo un vídeo de presentación en un paseo marítimo llevando consigo un bolígrafo Bic cristal vendiendo no se sabe qué. Parece que de un momento a otro va a empezar a decir: Españoles me llena de orgullo y satisfacción...¡Hola tontitos os voy a regalar una caja de bombones!. Lo más grave es el vídeo promocional es algo así como el book que les hacían las mamás a sus niñas cuando querían que fueran artistas. Dicho vídeo no dejó indiferente a nadie y el desñocle en Internet fue general y probablemente se truncó su carrera antes de empezar. La musiquita de Pearl Harbor del final con las fotos rancias no ayudaron a tomarlo en serio. Los 5.000 seguidores que tiene en Twitter son huevitos... vamos que el que hizo las cuentas no se molestó ni en ponerle una foto en los perfiles.

Pablo y su ídolo, Aznar
A pesar del despliegue realizado, todo lo aquí expuesto más ir demandando a diestro y siniestro a todo quisqui, haya generado que su carrera no tenga mucho futuro gracias a las personas que lo rodean que, demostrado está, le aconsejan jodidamente mal. Se dedicó a enviar mails en los que avisaba a los administradores de éstos sitios web de que había interpuesto varias denuncias contra ellos, donde se dudaba acerca de la veracidad de estos, logrando con ello que esta información se propagara de forma viral por diferentes redes sociales y foros en Internet. Si este tío quiere meterse en política lo lleva crudo. A pesar de tanta matrícula lo de ser "políticamente correcto" lo lleva fatal e ir demandando a todo el mundo lo único que se consigue es ganarte cada vez más enemigos. De hecho, el día que dieron en su universidad la definición de la libertad de expresión y que criticar a los políticos es un derecho fundamental de la democracia debía estar jugando al padel en el recreo. Él debió ver, antes que nadie, que la promoción en una web, twitter, etc era ridícula, y que la política, y más en la derecha, se crecen los discretos. Debería existir un Sistema D'Hondt para que la democracia se proteja de inútiles funcionales como este. Alguien que no se haya trabajado nunca debería representar a nadie.

Caída

Su carrera política duró lo que tardó en ver el cachondeo generalizado en Internet. Cerró su página web, protegió su cuenta de Twitter y borró el vídeo de YouTube. Después de eso, decidió enviar ridículas cartas de amenazas que tal y como está redactadas, ningún juez admitirá a trámite semejante soplapollez. Por suerte para Pablo, la polémica quedó relegada a las redes sociales, y no le pegan por la calle. Además siguió echando leña al fuego y denunció los hechos ante el ministro del Interior y ante la número dos del Partido Popular, MariCospe. ¡Qué fuerte, osea te lo juro!. Evidentemente no vale como gestor público si no es capaz ni de aguantar las críticas sin ir a llorarle al ministro. Imaginemos que llega a presidente del gobierno... ¿a quien le va a ir a llorar?.

Premio fin de carrera

La Universidad de Oviedo no le quiso conceder el premio fin de carrera. Así que hizo lo que mejor sabe hacer: denunciar. Inició una batalla judicial para obtener este galardón después de que el rectorado entendiera que no reunía los méritos suficientes. Básicamente se aprovechó de un retraso en la actualización del reglamento para obligarles a que le dieran un premio que no le tocaba para rellenar su curriculum con algo más que matrículas. Proximamente obligará a la UEFA que le de el título de Campeón de Europa. Esto hace pensar que tácticas usó para conseguir sus 35 matrículas.


Regreso

Ola ke ase
Como no tiene amigos o familiares que le digan que está haciendo el ridículo, decidió volver y para colmo con la solución a la crisis. Esta vez cambió de escenario y dejó atrás el paseo marítimo por una especie de fumadero de crack a las afueras. Eso sí, no abandonó su bolígrafo al que se le añadió unos cambios de plano a lo mensaje de navidad de Juan Carlos I. Lo de las vías del tren no lo hemos entendido muy bien, pero por lo visto pretendía ser simbólico, suicidarse o algo. Para él España saldrá de la crisis si realiza la regla de las dos C: Creciemento económico y creación de empleo. Y no se olvida de la austeridad. Que sí, que vale que es un poco evidente pero que nadie se había dado cuenta. Volvió a lo grande y casi proclamándose como el mesías con un discurso de chorradas óbvias adornadas con charlatanería y recogiendo amapolas. Igual hubiera sido más seguro rodar todo esto en otro sitio en vez de las vías de un tren, ya que la cosa pudo acabar mal.

Gente a la que ha denunciado

La cosa no se gestiona sola
Hubo una avalancha de comentarios y montajes humorísticos en diversos foros y páginas web. Envió entonces correos electrónicos a los administradores de estos sitios web avisando que había interpuesto sendas denuncias en la comisaría nacional de policía, logrando únicamente que ésta información se propagara de forma viral por diferentes redes sociales. Curiosamente solo ha "denunciado" a un webmaster (Meneame). Al resto ha sido vía mensaje. Esto viene a decir que gestiona las demandas igual que gestiona la cosa pública y que probablemente algún día se tope con alguien que le denuncie por enviarle una falsa denuncia y eso sin tener en cuentas que el número de atestado es el mismo en todas las denuncias y que es perfectamente legal utilizar contenido protegido para hacer crítica humorística. Es lo que tiene ser niño bien, que tienes un abogado deseando sacarte las pelas y animándote a hacer el payaso con tal de cobrar:
  • Meneame: Denunciar a una web tan conocida como esta es como tirar una mierda a un ventilador. Para colmo entró en un bucle de estupidez. Luego se querellará contra el administrador por un meneo. Entonces alguien meneó que se querellaba contra ese meneo por querellarse contra Galli por menear que se querella contra otro tipo, y así ad infinitum.
  • Un usuario de Twitter: Esto ya es para mear y no echar gota. Si fuese posible denunciar a alguien porque se burla de ti en Twitter sería el fin de Twitter. La clave de esta denuncia va a estar en demostrar que el animus iocandi prevalece sobre el animus iniurandi. Eso si no la desestiman en primera instancia por ridícula, claro. Tanto en la supuesta denuncia al grupo de Facebook como en la denuncia al twittero, el número de atestado es el mismo 7847/12. Si los sujetos denunciados son distintos deberían ser diferentes atestados. En ambas denuncias solicita él mismo, no ninguna autoridad la retirada de los vídeos. Dice que "de no hacerlo será considerado una reiteración de sus actividades delictivas, con el consiguiente gravamen penal y civil por parte de los Juzgados y Tribunales competentes" ¿Cómo va a existir reiteración de actividades delictivas si no hay ninguna sentencia calificando dichas actuaciones como delictivas?. No es más que una fanfarronada para amedrentar.
  • Un usuario de Youtube: ¿Para qué contactar con administradores de YouTube?. Eso sí, el chaval ese no se asustó demasiado
  • A Goku: Por copiarle el peinado.
  • A su peluquero.
  • A Forocoches, un foro que ya debe estar acostumbrado a este tipo de amenazas (azas, azas...)

Matrículas
En los restaurantes los camareros
no lo atienden por miedo a que les demande
Aún estamos investigando las que faltan:
  1. Control y gestión eficaz del Efecto Streisand
  2. Curso "Qué hacer cuando tratamos con La cosa" impartido por John Carpenter
  3. Señalización de emergencia en aviones y paseos marítimos
  4. Cómo coger el teléfono y poner cara de orgasmo y defecación simultánea
  5. Finalista Pelo Pantene 2011
  6. Derecho Penal de Coña.
  7. La cosa pública
  8. Creación de rodilleras acolchadas para una mejor obtención de matrículas
  9. Premio Bocachancla del siglo XXI
  10. Diseño web con musiquita de fondo
  11. Transfuguismo
  12. Creador de huevos de Twitter
  13. Sexología 
  14. Música
  15. Pleitos absurdos 2.0

¿Sabías que...?
Pablo Álvarez Meana, posando con sus 35 matrículas
  • La parte contratante de la primera parte es considerada como la cosa pública de la primera parte.
  • Tiene 35 matrículas.
  • A pesar de tener 35 matrículas no sabe lo que es el Efecto Streisand 
  • Tiene 35 matrículas.
  • Su película favorita es La cosa.
  • Tiene 35 matrículas.
  • Su página de usuario en La Wikipedia empezó siendo autopromoción, luego acabó siendo carnaza de vándalos.
  • Tiene 35 matrículas que contrastan con su evidente estupidez y torpeza social
  • Se añadió una nueva frase hecha a la cultura popular; "no eres más tonto porque no tienes más matrículas".
  • Compró los seguidores de Twitter made in Brasil. En un país civilizado, una práctica tan ridícula sería el fin de una carrera en "la cosa pública". En Españistán, no sólo no se retira avergonzado, sino que se rebota y denuncia.
  • Tiene una vaca en el baño que le lame todas las mañanas el pelo.
  • En la comisaría ya le hacen descuento por cada 35 denuncias.
  • Alguien tiene que enseñarle a hablar en público. Imitar a Aznar no es suficiente.
  • Tiene un desmedido amor por su reloj, sólo superado por el que se tiene a sí mismo.
  • Le encanta la gestión pública, y por eso se dedica a la gestión pública, como gestor público, claro, que es el trabajo desde el cual se puede tener acceso a la cosa pública. Para gestionarla.
  • ¿Habíamos dicho ya que tiene 35 matrículas?
  • No se sabe ya qué hace hoy en día, porque ganas de cosa pública ya pocas...
  • Seguramente es fan de Los Happiness
  • A pesar de ser tan listo lleva una ridícula pulsera del equilibrio.
  • Su tío trabaja en un desguace y le está buscando la matrícula 36.
  • Puede tener todas las matrículas de honor del mundo. Ser capaz de memorizar y hasta comprender todos los asuntos de la "gestión de la cosa pública", puede haberse dejado los codos estudiando...pero el chavalín es jodidamente estúpido.
  • Para colmo, su ídolo es Rodrigo Rato 
  • La idea de su famoso vídeo se la plagió a Barney Stinson 
  • 35 es menos que 68
  • En su blog (que en paz descanse) escribía en tercera persona sobre sí mismo.
  • Según el informe de transparencia de Google, Pablo es uno de los mayores denunciadores en masa en Internet
  • Está pensando en denunciar pastebin por reproducir sus tweets
    • La página anterior contiene arte ASCII
  • Hace tropecientos abdominales diarias y se sacará dos costillas para llegar mejor, ya que quién mejor que él para chupársela.
  • En su tarjeta de visita también pone lo de las matrículas de honor y cada año se presenta en la puerta del periódico para que le hagan una entrevista. Lo peor es que las primeras veces picaron.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.