viernes, 14 de junio de 2013

Ada Colau

Otra farsante que busca popularidad
Ada Colau es una perroflauta filoterrorista de profesión agitadora, iluminada, mala actriz y demagoga que fundó la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.
Una versión femenina de Willy Toledo que crece gracias a la irresponsabilidad de los medios, ansiosos por llenar minutos y páginas y hacer titulares escandalosos. Habla desde un odio y fomenta las agresiones sin importar si son delito. Es capaz de ir a un programa rojeras como Al rojo vivo y dejar al presentador como de derechas. Sus actos la hacen perder la razón aunque la tuviera.

Su máximo sueño en la vida es aprovechar la mala situación para ser una vividora profesional del sistema y que el gobierno de casas gratis a todo el mundo. Acusa a los políticos de todos los problemas, pero disculpa a los que se comprometieron a pagar las casas y no lo hicieron, aun a sabiendas que no podrían hacerlo.
Pretende que a los morosos les perdonen las deudas y les den alquileres sociales mientras el resto paga como gilipollas y cobrar subvenciones en sus ONG donde enseña la vivienda de género a extranjeros y demás mierda para cobrar y vivir del dinero que se quita a los demás. Para colmo es otra farsante como Beatriz Talegón, ya que jamás se ha hipotecado, vive de alquiler y fue okupa. Para colmo,  su madre trabaja como asesora inmobiliaria en una agencia del barrio de Gracia en Barcelona.

Esto carecería de relevancia si no fuera por los argumentos que emplea para denunciar la "injusticia" que supone la actual normativa hipotecaria. Se ha convertido en una especie de estrella mediática siendo una acosadora antidemocrática que va llamando al delito y que además lo practica. Exclusivamente con los políticos de la derecha, por supuesto. Ella lo llama escrache, para disfrazar el delito y hacerlo pasar por una actividad política legítima e inocente. Igual mañana publican su dirección en Barcelona y le hacen escrache a ella. Seguro que entonces sí lo llama acoso y hasta presenta denuncia. Porque los extremistas son muy sensibles con los derechos y libertades cuando les afectan a ellos mismos. Que la política española es corrupta y que algo tiene que cambiar es de cajón. Pero eso no es excusa para que quiera tomarse la justicia por su mano. Ha cruzado una línea que nunca debió cruzar

Biografía


Hacednos caso u os arrancamo la piel a tiras
Nació fea y gorda, lo cual le creó muy mala leche. Por ello, jamás logró cazar a ningún hombre que la mantuviese ni le comprara una casa, ni siquiera un simple champú o suavizante. Por eso, empezó a vivir de okupa, es decir, a meterse en propiedades privadas a vivir por la geta. Cuando la echaron de aquellos sitios a manguerazos se volvió antisistema y ella y sus amigos tomaron los consulados de Francia y Suiza en el año 2003. Solo pudo estar un día. Días después okuparon el consulado de Suiza. La escusa para dar por culo fue que un tal Martin Shaw resultó herido durante la cumbre del G-8 en Francia. Después de eso se radicalizó y llegó a ser la líder del colectivo antisistema "La Haine", un movimiento radical que apoya a los presos de ETA o a los Bukaneros, hinchas de extrema izquierda del Rayo Vallecano.

Etapa como actriz


Ada Colau haciendo escrache a Antena 3
En 2001 Ada Colau participó como actriz en la serie de de Antena 3 Dos + Una. Interpretaba a una tal Ada. La serie narraba las vivencias de dos hermanas gemelas de 16 años, Clara y Alicia y una tercera, Luci, dos años mayor. La peculiaridad de la historia radicaba en que las hermanas lo eran también en la vida real, por lo que se mezclaban historias reales de ellas en tono de comedia. Una cuarta hermana era la guionista y el creador de la serie era el padre de la familia. Una serie genial si quieres tener un dolor de cabeza. La serie no tuvo buena acogida ni de crítica ni de público y desapareció a los 13 episodios. Entonces vio como se esfumaba su carrera como actriz y mono de notoriedad, así que para desahogarse y gritar un poco empezó como portavoz de movimientos antisistema.

Defensora de okupas y delincuentes


Se inició como activista antisistema en 2001. Un año después, participó en la organización de un macroconcierto en Barcelona para protestar contra la celebración de la Cumbre de Jefes de Estado de Europa, así como en el Foro Social de Florencia. En 2004 formó parte de la protesta okupa en La Pedrera, la emblemática obra de Gaudí. En el 2005, la Policía la identificó en una manifestación en Barcelona en la que protestaban por las detenciones que se habían producido días antes entre trabajadores de una filial de LG-Philips que cerraba. La manifestación curiosamente fue apoyada por el Partido Comunista. En 2006 volvió a ser identificada en la campaña de boicot contra Transportes Metropolitanos de Barcelona, en la que se desalojó el Centro Social de Can Vies, propiedad de la empresa pública. En 2008 fue acusada de un delito de usurpación en un procedimiento contra los ocupantes ilegales de dos inmuebles.

Salto a la fama


Tranquilos, que hay Ada Colau para rato,
hay mucho subnormal
Su fama llegó en 2013, cuando llegó al gobierno Rajoy gracias a los medios de izquierdas, los cuales la ignoraban cuando gobernaba el PSOE. Fue aupada gracias a una sociedad deseosa de salvadores y mesías. Ella pedía al gobierno que regalasen casas a los ciudadanos. También culpa al gobierno de que por culpa de no hacer esto se suiciden personas, las cuales dejan a familiares y a hijos sin un padre o una madre. Lo que no ha contado a sus zombis-seguidores es que su ONG recibe 3,7 millones en subvenciones, dinero que no va a los desahuciados. Claro, debe ser que esta señora debe gastarse todo en pegatinas, pasquines y altavoces para que los suyos vayan a amedrentar a los políticos del PP a sus casas. Y encima, por si fuera poco le pillaron con el carrito de los helados porque quiso cargar contra Cristina Cifuentes, porque dijo que apoyaba a formaciones filoetarras. Pero hablaba con conocimiento de causa, ya que en diciembre de 2012 Stop Desahucios se sumó a la marcha en apoyo a los presos de ETA

Radicalización


Como no le hacían mucho caso y sus talifans pedían sangre, dejó de lado a los desahuciados para dedicarse a una estrategia política radical y a ser casi una organización de violencia callejera. Fue con su séquito hasta las casas de todos los diputados de los diputados que fueran de derechas, intentando amedrentarlos. Como no solían estar, pues aterrorizaban a sus hijos. Como linchamiento sonaba un poco mal, lo llamó escrache. Ella y los miembros de la PAH insultaban y amenazaban a gritos de megáfono en sus domicilios u otros lugares como bares o restaurantes a los diputados populares y a sus familias, incluso se le llegó a decir a un diputado: "terminaremos derramando la sangre suya", pero es legal porque es escrache, que si fuera linchamiento seria ilegal. Estos actos de coacción y violencia recuerdan al entorno de ETA, pero no es casualidad; ya que, esta organización ha dado varias veces muestras de apoyo a grupos proetarras como Bildu o Sortu. Ella dijo que podia demostrar que las acusaciones sobre amenazas eran falsas pero esas pruebas se han vuelto en su contra, y ha quedado claro que las amenazas denunciadas por los diputados eran totalmente ciertas. Eso sí, a CIU y a Artur Mas no le hace escrache por muy a favor que esté de los desahucio, ya que le quitarian los subsidios. Cada día se crecía más y hasta llegó a colarse en la Eurocámara gracias a IU y BNG. Se erigió en representante de todos los afectados tras entrar "en calidad de invitada" por los grupos de izquierda y parecía una jefa de Estado. Como si fuera una Arnaldo Otegi con vagina, se negó a condenar el acoso sufrido por varios políticos en sus casas.

Inicio de su desenmascaración     

Yo aquí he venido a hablar de mi libro
 y pasan los minutos y solo se hablan de escraches

Cuando consiguió la suficiente notoriedad, decidió retirar el trámite de la Iniciativa Legislativa Popular del Congreso por nosecuantas excusas perroflautas, incluso renunció a hacer más escraches. Ya que estaba allí, aprovechó para presentar su libro escrito junto a Adrià Alemany, en el que relata sus aventuras. Sin embargo, es imposible que consiga la retirada de la tramitación porque, una vez iniciada su andadura en el Congreso, los proponentes ya no son sus dueños. Los beneficios que de su libro irán a parar a los desahuciado, los pobres, los necesitados... sus bolsillos.

Futuro


En el futuro la podremos ver en Ezquerra Republicana, IU o algún que otro partido más ridículo de izquierdas. Luego saldrán a la luz sus chanchullos, que no serán pocos. Por ahora, saca un dinerillo con un consultorio en la revista Pronto. Mañana dará consejos de belleza en la SuperPop


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.