lunes, 17 de junio de 2013

Andreu Buenafuente

Yo puedo reirme de tí, pero tu de mí no
Andreu Buenafuente Moreno es un humorista, presentador y showman catalán con mala baba, pesado, encantado de conocerse y mal perder. Vive desde la poltrona de multimillonario y ve el mundo desde otra perspectiva y se atreve a hablar de "revoluciones","cambios" y hartazgos de "los otros". Le han regalado muchas cositas gente del Gobierno y está macroforrado gracias a uno de ellos, que es un canal de televisión, lo cual ha hecho que se calle las miserias del PSOE pero critica sin cesar al PP, que no está en el gobierno, sólo para devolverles el favor de lo que le han dado. Darle siempre al mismo bando es muy triste. Debería tener la sensibilidad de que en España no todo el mundo es del PSOE y se puede sentir la gente muy ofendida. 

En TV3 era un grande. En Antena 3 empezó a diluirse y ahora en laSexta no vale nada. Tiene momentos graciosos pero, por lo general, es lo que es un trepa maleducado con demasiada suerte. Fundador del productora Terrat, que es una de las accionistas de la cadena laSexta, con la cual se forra a costa de meter bodrios a TVE a precio de oro. Actualmente presenta el programa de humor Buenafuente en La Sexta, pero como es un progre y el ridículo hecho en la entrevista con Sinde, decidió quedarse en casa sin hacer nada y forrándose. También pinta y vende sus cuadros, con precios que rondan entre los 1.000 y los 2.000 euros. El debate al respecto, aparte de la calidad de los cuadros (algo ya discutible), era el hecho de que un señor venda sus obras a ese precio por el mero hecho de salir en televisión. En un alarde de generosidad sin precedentes, dona el 10% de lo recaudado a "ONG's", así en general, todo un detallazo.

Fue uno de los personajes famosos que más usaba Twitter. Por ello, cuando la mayoría de los internautas se sintieron estafados con la entrevista que le hizo a la ministra Ángeles González-Sinde, optaron por dirigirse directamente a él para buscar explicaciones. La mayoría le reprochó que no le plantó cara a pesar de ser una de las ministras más criticadas y con una polémica ley aún en disputa. Y eso a Buenafuente no le gustó. El cómico catalán no se tomó con mucha comicidad que los internautas considerasen una vergüenza su entrevista a Sinde. Su reacción fue huir. El showman catalán abandonó Twitter y renegó de ella. Y no volvió, sino que además publicó un manifiesto en su página web donde explica su cambio de opinión. Después decidió cerrar su chiringuito Buenafuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.