jueves, 20 de junio de 2013

Beukelaer

Beukelaer, oficialmente principado de Beukelaer, es un principado o ciudad-estado dentro del reino Oreo de aproximadamente 10m2. En este micro estado gobernó el Príncipe de Beukelaer, hasta que fue derrocado por el príncipe de las mareas teniendo que huir del país. En su lugar, se alzó como máximo mandatario una galleta humanoide gracias a la hechicera María con el apoyo de los plebeyos, representados por galletas de la fortuna.

Mientras, el príncipe exiliado guiado por su intuición, emprendió un viaje fantástico a través del espacio y del tiempo pudiendo ver Pompeya antes de quedar arrasada por la erupción del Monte Vesubio y también pudo aprender el significado del trabajo duro gracias a unas hormigas. Mientras tanto, el nuevo régimen del Rey Galleta estaba demostrando en poco tiempo, ser aún peor que su predecesor, provocando otra revolución, que terminó ahogando en un vaso de leche al Rey Galleta y a todas las demás galletitas, por lo que volvió al poder el Príncipe de Beukelaer.

Tras varios matrimonios fallidos, conocería a Caperucita roja con la que se casaría y tuvieron un hijo violeta. Caperucita le tenía tan absorvido, sexualmente hablando, que no tenía tiempo para nada más, así que decidió renunciar a obtener la corona. Meditó ofrecer el puesto de heredero a José Luis Rodríguez Zapatero, al que le avalaban años viviendo del cuento y estaba más que acostumbrado a no hacer nada pero en la corte preocupaba sobremanera la estética de sus cejas.
Decidió abdicar en un pato, el cual gobierna el país con mano de hierro y ha sofocado varias revueltas e intentos de derrocarle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.