miércoles, 19 de junio de 2013

Job

¡Quien me ha puesto la pierna encima para
que no levante cabeza!...¿QUIÉN?
Job fue un señor del año chonicientos antes de cristo que muchos lo recuerdan por su paciencia, cuando en realidad era más bruto que un arado. El caso es que era rico, tenía hijos criados y una plantación de marihuana en el jardín. Cabe recordar que en aquella época era legal en la tierra de Uz.
Todo empezó a irle jodidamente mal cuando Dios y Satanás tienen un pique y hacen una apuesta. La siguiente era que Satanás le haría todas las perrerías posibles para conseguir que renegase de su fe.
Satanás le provocó enfermedades, tales como: sarna, ataque de caldeos y sabeos a sus criados, muerte de su ganado, pobreza, el repudio de su mujer e incluso la muerte de sus hijos. Terminada la prueba, le es restituida su felicidad anterior aún con más del doble de lo que tenía por daños y perjuicios. Por lo tanto, el diablo perdió la apuesta y tuvo que cortar el césped con el traje de su señora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.