lunes, 17 de junio de 2013

María Patiño

María Patiño también conocida como María Pestiño es una periodista española, hermana de Bob Patiño, que al igual que Jorge Javier Vázquez, también se dedica a vivir de las desgracias ajenas, solo que Patiño suele gritar más hasta que se le hinchan las venas cuando se enfada.

Ella chilla y chilla y chilla, y consume 600 pilas Duracell por programa, haciendo que su vena gorda en el cuello se estire y se encoja, dependiendo de la rabia que le dé que su interlocutor, le saquen los colores o se vaya por la tangente.

Para ella vale para todo. Lo mismo te puede despedazar a una plañidera profesional, de ésas que lloran en directo sus desventuras previo cobro de un cheque con demasiados ceros, que te anuncia una nueva plancha de asar ecológica [1].

Reclamó que se entrevistara a Jesús Rollán, como el hombre que presentó en su día a la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin. El deportista se libró, ya que se quitó la vida en 2006 unos seis años antes.

Trayectoria


Licenciada en periodismo en una facultad privada, la cual no mencionaremos por que no queremos perjudicar a esa facultad en concreto, comenzó su actividad en la delegación de Mongolia de la Agencia de noticias Europa Press. Posteriormente, trabajaría en Canal Venus para adultos Revistas de Placer para Hombres, La guillotina, y la agencia oficial de Mujeres desesperadas por un hombre en Andalucía.

Luego cayó en tiempos dificiles y comenzó a trabajar de camarera en uno de los bares de Madrid. Sus primeros contactos con la televisión, medio de comunicación a través del que ha alcanzado cierta popularidad en España, comenzaron en el programa magacín Sabor a verano, de Antena 3, presentado por Inés Ballester y desde entonces se hace pasar por periodista y lo peor es que hay gente que lo cree.

Tras su paso por el late-night Abierto al anochecer (2002) de Jordi González, donde le chupó a Jordi todos los agujeritos de la cara, recala en el que fue uno de los programas más seguidos por determinado sector de la audiencia durante años en televisión, Sabor a ti (2003-2004), junto a Ana Rosa Quintana, la misma que engañó a toda España diciendo que había escrito un libro y luego resultó que se lo había escrito su chimpancé.
Alguno cree que La bruja del Norte y ella son la misma persona

Sin embargo, su popularidad llegó con el triste plagio de Sálvame llamado ¿Dónde estás corazón?.

En él, la zarigüeya de María Patiño estaba indignada con Coto Matamoros por no suicidarse Hasta sus fans, que tenerlos los tiene, se han enfadado con ella. Y es que no tiene nombre la que montó en la entrevista con Coto Matamoros desde Tailandia en el programa que protagoniza (o lo intenta con todas sus ganas) ¿Dónde estás corazón?. Cuando conectaron con Coto, casi todos lo dejaban hablar, que si dónde estás, que si el tatuaje nuevo, que si cuánto dinero has cobrado...

 Pero entronces es cuando entra María Patiño, más conocida gracias a Sé lo que hicisteis... y a Kiko Rivera como la Zarigüeya. María Patiño, muy seria, empezó a hablar sentando cátedra esperando dejar estupefacto a todo el personal, y, ni corta ni perezosa le pregunta a Coto que si pensaba o no suicidarse.
Los de Antena 3 creyeron que sería buena idea darle un programa y en 2007 presentó A 3 Bandas, el cual se retiró por baja audiencia. Aun así le dieron otro junto a Jesús Mariñas y Julian Iantzi llamado Vaya par, pero tampoco lo vio nadie.

Etapa en Telecinco


Antena 3 optó por desbasurarse cuando vio que no podía competir con Telecinco en ese terreno y poco a poco fue deshaciéndose de los periodistas basura y cancelaron DEC, por lo que poco después ya se sabía que iba a Telecinco, probablemente como colaboradora de Sálvame.

Enlaces externos



Notas

  1. Alguien pensó que la persona ideal para anunciar una plancha era ella

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.