lunes, 17 de junio de 2013

Nico Abad

Vale para todo, aunque lo haga mal
Nicolás Abad es un periodista y presentador de televisión, nefasto comentarista, bufón, predicador, que no tiene ni el primer curso que nadie sabe muy bien cómo llegó. Es el típico subproducto de PRISA y, más específicamente de Cuatro. Tiene el dudoso honor de contar con su propio club de antifans: el CONA (Club Odio a Nico Abad) con un amplia presencia en internet. Junto a Juanma Castaño, se subió al carro de la selección española, y ya no hay quien los baje, aun dando pena. En su carrera ha pasado de conducir varios formatos a ser uno de los presentadores de los deportes de Cuatro, un espacio que tampoco se libra de las críticas de muchos espectadores. Nico Abad no consigue congeniar con un público que ha comenzado a acostumbrarse a sus equivocaciones. Esto se quedaría en anécdota si no fuera porque se encargó de comentar la final de Wimbledom, un evento muy esperado que enfrentó a Nadal contra Djokovic. La retransmisión que Telecinco hizo del partido fue muy criticada en su momento, entre otras cosas, por los comentarios que salían de la boca de Nico Abad, que demostraban que no tenía ni puta idea de tenis. Desde ese día añadió nuevos enemigos a su abultada lista. En la actualidad es presentador de la sección deportiva de Noticias Cuatro junto a Juanma Castaño haciendo como que sabe de deportes. Consigue dar el mismo asco que Manu Carreño y Manolo Lama cuando se juntan, y eso no es nada fácil, tiene un mérito enorme.

Trayectoria


Su carrera inicia en 1998, trabajando en El partido del siglo de Elías Querejeta en capítulos haciendo un homenaje a los ex-futbolistas Francisco Gento y Ferenc Puskás. Desde entonces cree ser un entendido y experto del fútbol. En Lo + Plus hizo sus primeras apariciones frente a las cámaras en las sección de deportes y actualidad haciendo el mongui. Luego empezó un nuevo proyecto junto a la periodista española Raquel Sánchez Silva llamado La Hora Wiki, un magazine del que nadie se acuerda ya, ni la propia Raquel, como quedó demostrado en un concurso que le preguntaron sobre su propio programa y no se acordaba. En 2005 presenta en Cuatro el mejor programa que ha tenido jamás: Soy el que más sabe de televisión del mundo aunque fue cancelado por sus bajos índices de audiencia tras las modificaciones de la segunda temporada que le quitaron el halo de sencillez en un intento de convertirlo en otra cosa. Abad tenía una memoria de pez que le impedía retener más de tres segundos el nombre de un concursante o quizás era que no le importaba una mierda. Sus repetidas equivocaciones hacían desesperar a algunos espectadores pero causaban el jolgorio de otros.

Narrando eventos deportivos


Todo este curriculum le valió para que le eligieran para retransmitir en Telecinco la final de Wimbledon junto al hermano de Arantxa Sánchez Vicario, porsupuesto, una retransmisión lamentable. Emilio Sánchez Vicario no paró de referirse al rival de Nadal como "el otro" y Nico Abad demostró que no tenía ni zorra idea de tenis. Lo único que le faltaba en su curriculum era narrar una partida de futbolín humano que disputaron en Gran Hermano 12+1... se avecinaba avalancha de risas y mofas en Twitter, por no hablar de perder la poca credibilidad que tenía como periodista. En 2013 sustituyó junto a Melissa Jiménez a Marco Rocha y Lara Álvarez para cubrir el Campeonato Mundial de Motociclismo, ya que tenía experiencia en las motos, concretamente tuvo una vespino cuando estaba en el instituto. Salto de calidad sin duda. En las retransmisiones demostró tener la misma idea de motociclismo que Belén Esteban de Física cuántica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.