martes, 30 de julio de 2013

Fistro

Un fistro es un término chiquistaní para referirse a alguna parte del cuerpo que por falta de traducción español-chiquistaní su significado es confuso.

Es una especie de pecador de la pradera que viene de Bonanza, diodenalmente hablando. Es una palabra planetaria, y como Chiquito de la Calzada es gémenis, procede de una galaxia de 1801. Se sabe que hay dos tipos de fistro: el vaginal y el diodenal. El fistro vaginal es un bujero muy chiquitito, donde puedes hacer guarreridas españolas y la caída de Roma.

El fistro diodenal suele hacerte más pupita, sobre todo después de los dolores. No debe montar el sujeto un caballo con dolor de fistro diodenal, sobre todo si el caballo viene de Bonanza, ya que se te puede partir el duodeno y dejarte un amatoma muy grande.

Aunque este término se puso de moda en España allá por los 90, sus orígenes datan del año ajander, cuando el Condemor de Chiquitistán de esa época (Lucas Grijander) un pecador que le olían más los pies que un camello cargado de muebles y era de lo más torpedo.
Fue a sacarse el graduado escolar, pero solo consiguió una etiqueta de Anís del mono. Fue al baño y vio que tenía una piraña en el bidé. Fue entonces cuando dijo aquello de "Fistro pecador de la padrera jaaaaarl".









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.