sábado, 3 de agosto de 2013

Downatello

Perdón por el retraso
Downatello es el nombre de la tortuga ninja subnormal, y por eso nunca salió en la serie. Nació en Mongolia una calurosa tarde de verano.

Aunque se le relacionó con Laura Zapatero, su única relación conocida fue con Sandra Palo, pero no le llenaba intelectualmente.
Un día su novia le dijo que creía que tenía un retraso en la regla y que creía que estaba embarazada, pero el médico le aclaró que lo que tenía era un retraso en general.

Se dice que el origen de sus poderes se debe a que le mordió un cani radactivo, pero lo cierto es que su madre comió demasiadas pizzas durante el embarazo y se le escogorció el cromosoma 21.
Es por ello que tiene mucho Down y mucho tempo. Eso y que sus padres eran hermanos.

Después de ser testigo en su niñez de como sus padres lo disfrazan como un subnormal, jura venganza y quiso iniciar un riguroso entrenamiento, así que se apuntó a un gimnasio.
Dejó el gimnasio a los pocos días y se apuntó a clases de claqué. Lo echaron porque retrasaba a los demás. Entonces juró venganza a los de la clase de claqué.

Así fue cuando decidió hacerse superhéroe infrahéroe. Fue a la tienda y eligió una camiseta amarilla con la S de Superman, una máscara para que no lo reconocieran y eligió como arma unos nunchakus. Era tal horror tanto de combinación como de diseño que parecía que lo había diseñado Ágatha Ruiz de la Prada.

Desde entonces corre por las azoteas con unos calzoncillos en la cabeza y su atuendo de infrahéroe. Jamás consiguió acabar ninguna misión, ya que llegaba siempre con bastante retraso, aunque todos le aplaudían por intentarlo. Todos le seguían el rollo hasta que le dio por sodomizar cubos de basura. Entonces ya más de una vez recibió alguna que otra paliza bien merecida.

1 comentario:

  1. It's an amazing post for all the online people; they will get benefit from it I am sure.
    stock image

    ResponderEliminar

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.