lunes, 26 de agosto de 2013

Impresora

Tu riete mamón, pero por si acaso compra vaselina
Una impresora es un ente cibernético autoconsciente que muchos creen que es un simple dispositivo periférico de ordenador que permite producir una gama permanente de textos o gráficos de documentos almacenados en formato electrónico, imprimiéndolos en medios físicos, normalmente en papel o transparencias, utilizando cartuchos de tinta o tecnología láser.

Lo cierto es que es un observador impasible creado por una raza de alienígenas robóticos que llegaron desde Orion en un meteorito y que lograron infiltrarse entre los humanos metiéndose en las oficinas siendo una avanzadilla del verdadero ejército alien.

Existe la falsa creencia que son solo aparatos electrónicos, pero de hecho, nadie sabe quien las inventó, ya que nadie lo hizo.
Estos seres cuentan con un sensor que detecta la temperatura y bloquea como papel atascado, falta de tinta, error de conexión, alineación de cartuchos para amargar a los humanos, ya que buscan desmoralizar a la especie humana y tener la victoria asegurada a su llegada de los militares alienígenas, los cuales nos colonizarán y nos obligarán a hacer cosas malas, tales como comer judías con tomate.

Una vez vean en el horizonte a sus amos extraterretres se unirán y empezarán a imprimir en formato 400x400 metros los culos que durante años les han escaneado encima y se los introducirán en los respectivos anos.
Estos seres originalmente eran unos bichos parecidos al ornitorrinco de Orion, pero cuando alcanzaron un punto en su evolución en el cual agotaron el potencial de sus cerebros biológicos tomaron el siguiente paso lógico optando por cerebros robóticos equipados con inteligencia artificial, con la pequeña desventaja de no tener patitas ni marihuana que fumar.
Aquí, en nuestro planeta, han ido evolucionando a cada vez más complejas y asimilan automatismos industriales y la aplicación de la informática permitió mejorar, perfeccionando su mecanismo.
Con la incorporación de la programación, comenzaron a competir con el ser humano en otros nichos en los que parecía a salvo, como el cálculo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.