viernes, 23 de agosto de 2013

Independence Day

¡Destruyamos el Empire State, un punto estratégico vital!
Independence Day es una película americanada de marcianianitos de serie B con presupuesto de serie A al cubo. El delirio americano más bobo jamás filmado. Es tan repulsivamente patriótica, prepotente, egocéntrica y autocomplaciente que llega al extremo de parecer una parodia. Tiene buenas y espectaculares explosiones, pero en lo demás no hay nada nuevo ni creativo.
Clichés y más clichés, destellos como cortinillas de estrellas, agujeros argumentales y personajes estereotipados. Lo del presidente a lo Top Gun, impagable.

Trama


Todo comienza cuando el instituto de inteligencia extraterrestre, el cual solo detecta la presencia alienígena cuando está casi en La Tierra. Esto lleva a pensar que durante años los científicos solo apretaban botones y decían que buscaban vida inteligente para que les pagasen por ello.

Tras detectarlo avisan al presidente de los Estados Unidos Lone Star Thomas Whitmore, el cual está deprimido porque las encuestas le eran desfavorables. Luego pasamos a Randy Quaid, un piloto borracho que dice que le habían abducido los extraterrestres. Hay una presentación de los personajes. Todos son arquetípicos hasta la nausea y algunas de sus presentaciones resultan especialmente bochornosas.

Día 3

Bienvenido a la Tierra capullo... ¡JA!


Desfile de personajes, a cual más absurdos. Que si el secretario de defensa empecinado en usar la fuerza, el presidente que aunque media humanidad ha sido aniquilada aún pide tregua, diálogo y pacto, el científico loco, la teoría conspiranoica que se vuelve realidad en el área 51.

Los aliens se sitúan en importantes puntos estratégicos como Bases aéreas, puentes, flotas navales   El Empire State, El Big Ben, etc.
Un técnico de TV por cable descubre que existe una cuenta atrás para el ataque. Tuvo que ser él quien lo averiguase, ya que la CIA y el FBI ese día libraban todos.
El técnico (Jeff Goldblum) y su padre van a La Casa Blanca a avisar al presidente. Burlan la seguridad porque casualmente la mujer del técnico de TV trabaja allí. Habla con el presidente y le convence de que todo en una hora se irá a la mierda.

Mientras tanto el piloto borracho intenta alejar a su familia de los aliens para que no les metan sondas anales por el culo como a él.

Cuando acaba la cuenta atrás empiezan a destruir monumentos y edificios que nada tienen que ver con algo parecido a estrategia militar. Esto cabrea a los americanos y mandan a Will Smith y a otros pilotos a darle pa'l pelo. Desafortunadamente la nave nodriza tiene un escudo y fallan. Los aliens se toman a mal este ataque y salen a darles leña.

Uno de ellos persigue a Will Smith a través del desierto volando al cual derriba con una simple sábana. Mientras el presidente y sus hombres deciden el siguiente paso los científicos la hacen la autopsia al alien capturado por el príncipe de Bel air, pero resultó que estaba solo dormido y ataca a los científicos hasta que la seguridad del presidente lo abate a tiros.

Will decide robar un helicóptero para rescatar a su prometida. En mitad de la noche y sin ninguna pista sobre su paradero la encuentra por casualidad. El presidente se reúne con su mujer, la cual tiene una hemorragia interna que no tiene cura y se muere.

Día 4


Soy piloto de combate, mi sitio está en el aire y no gobernando

El técnico de TV vuelve a sacar las castañas del fuego a los servicios de inteligencia y se le ocurre el plan para acabar con los invasores: mandarles un virus.
Y por si la película no hubiese tenido suficientes clichés tontos hasta ese momento, el propio presidente de los Estados Unidos se sube a un avión junto a otros pilotos de combate.
Por supuesto le dejan volar, ya que solo es el presidente y tampoco le necesitaban para ninguna otra cosa importante.

Will Smith transporta a Jeff Goldbum en una nave extraterrestre que fue capturada en el Área 51 en los años 50 y a pesar de estar un poco pasada de moda pasa desapercibido entre los aliens. Mientras tanto el presidente y las fuerzas aéreas gastan balas disparando al escudo alienígena. Gastan toda la munición y tiene que ser el piloto borracho que vete tu a saber de dónde salió, el que destruya la nave a lo kamikaze. El presidente, Goldbum y Will Smith vuelven como héroes y se atribuyen el mérito del piloto borracho.

Curiosidades


  • Salen cincuenta y pico banderas americanas en todo el metraje, repartidas por la Casa Blanca, calles varias, furgonetas, barrios residenciales y hasta en un club de strip-tease.
  • Que un piloto borracho sea el verdadero héroe de la peli es muy triste.

  • Recaudó chonicientos millones de dólares en todo el mundo pese a ser una basura sin pies ni cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.