domingo, 11 de agosto de 2013

Rocío Ramos-Paúl

¿Verdad que vas a recoger todos los juguetes?
Rocío Ramos-Paúl, conocida como la Rottenmeier española de Supernanny. Suele ir de casa en casa obligando a padres que enseñen a comportarse a sus hijos.
Normalmente solo emiten los capítulos en los que ha tenido éxito, el resto son censurados y esperarán encontrarse en el futuro con Pedro García Aguado en Hermano mayor y los que ni aun con esas, solo cabe esperar verles en Callejeros diciendo "pim pam toma lacasitos", viviendo en el parque entre cartones, vendiendo La Farola y los más chungos, a El encantador de perros.

En muchas ocasiones tiene que hacer uso de la fuerza y alguna que otra vez les ha cambiado el hijo por otro ya domesticado y al salvaje lo trituran en una máquina de picadillo gigante. Los padres son cómplices, ya que acaban muy contentos con el cambio. Algunos expertos la señalan como la culpable del descenso de ganas de tener hijos.
Los directivos de Cuatro ocultan todo, ya que cuando se dieron cuenta ya se había cargado a unos cien intentando obligarles a ordenar sus cuartos.
A uno lo salvaron en el último momento con un trenecito incrustado en el ano, pero este por miedo, se niega a hablar. Aunque no todo es malo en ella, de hecho le gusta reciclar y aprovecha casi todo, la grasa, la sangre, los cabellos, los huesos. Por ahora opera con total impunidad y para la nueva temporada se ha comprado una batería y unos electrodos.

Biografía


Niño, o recoges tus juguetes o te meto dos mecos que te reviento
Toda esta crueldad y maldad fue por su dura infancia, en la que no tuvo ni teléfono móvil, ni Ipod y ninguna cosa básica, como Internet. Sus padres la abandonaron en África junto a su hermana gemela y allí fueron criadas por una manada de lobos subnormales. Aprendieron solas a leer, examinando libros dejados por sus padres, los cuales todos trataban de Kamasutra y todo tipo de lectura poco recomendado para menores, como Harry Potter.

Los servicios sociales le quitaron la custodia a los lobos cuando inspeccionaron la cueva y encontraron un poster de Milli Vanilli. Ya era tarde, y como se había leído los libros de sus padres y se los sabía de memoria, leyó La memoria del agua, de Teresa Viejo y entonces fue cuando se volvió loca y una psicópata.

Los gemelas crecieron e iban en pelota picada corriendo en la selva. Buscando venganza, volvieron a su ciudad natal para matar a sus padres, por abandonarles en la selva y a los de los servicios sociales por quitarle el poster. Tras matarlos de forma salvaje, decidieron construir una casa encima de la fosa donde se hallaban los cadáveres de sus padres y así de paso procurar que jamás se hallasen pruebas del crimen.

Tras una discusión jugando al Pictionary, Rocío Ramos-Paúl decidió dibujar con una tiza la parte de la villa que le pertenecía y si pasaba, le llovería las hostias. Un día, su hermana gemela volvió a casa borracha y cruzó la línea. Rocío no lo dudó y acabó con su vida de un hachazo. Un punto de inflexión de su vida, fue cuando vio a Paquirrín en la tele, entonces decidió que tenía que evitar más casos así aunque muriese algún niño en la tarea. Cuando vio el programa Generación Ni-Ni endureció bastante sus métodos, los niños que están enterrados en su jardín así lo atestiguan.

Trayectoria televisiva


Este niño no se comió el puré... y ahora está muerto
Algunos directivos de Cuatro, ante su efectividad y queremos pensar que ignorancia de sus métodos, la contrató para un coach llamado Supernanny y ya son varios futuras víctimas los niños que están temblando ante este ser. Tras dos temporadas con unos resultados realmente buenos, la psicóloga que ya ha hecho ponerse recto a más de un niño, y de paso, a más de un padre. Rocío Ramos-Paúl resuelve siempre sus casos, al menos los episodios que se emiten. Rara vez se le resiste un caso debido a la extrema dureza y violencia que emplea.

Si un niño no come nada, para que un niño aprenda el hábito de la alimentación no debemos utilizar premios y castigos en las comidas. Ella tras oportunamente haber mandado apagar las cámaras, le introduce vía anal todo, incluido el plato y los cubiertos. Al día siguiente el niño come todo, incluso repite, por si acaso.

En Navidades, los niños se ponen muy pesados pidiendo regalos, así que ella lo soluciona diciéndoles que Santa Claus no existe, tampoco Dios ni hay vida tras la muerte, solo una inmensa y larga eternidad y que si quiere un regalo, que se busque un trabajo y se lo compre. Si no hace los deberes del cole, directamente le da una hoja de ingreso para político.
Tras intentarlo durante varios años, decidió que a los 5 ó 7 años ya era demasiado tarde para adiestrarlos. Así que optó por crear un nuevo programa, Mis primeras veces en Divinity. En este programa empezaría a adiestrar a los bebés para que no fuese necesario que vayan a Supernanny o en el peor de los casos, en Hermano mayor.
Como le fue no lo sabemos, ya que nadie vio ese programa. Volvió a Cuatro para hacer el mismo programa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.