lunes, 9 de septiembre de 2013

Elizabeth Berkley

Elizabeth Berkley es una actriz estadounidense famosa por su participación en la serie Salvados por la campana como Jessie Spano, la chica más feminista y combativa y por su infame papel protagonista en Showgirls, donde enterró cualquier posibilidad de que nadie le tomara en serio y de paso, aniquilando la carrera de un Paul Verhoeven, que se estrelló de lo lindo con su película.

A los quince años hizo una audición prueba para el papel de Kelly en Salvados por la campana. A pesar de que el personaje fue otorgado a Tiffani-Amber Thiessen, los productores crearon para ella el personaje de Jessie, una chica inteligente y decididamente feminista.
Jessie Spano, amiga y vecina de Zac Morris, era la hija que todas las madres querían porque era perfecta. Incluso se metió en algún lío pero para ser más perfecta. Se la veía como una nueva novia de América.

Después de dejar la serie, Berkley quiso quitarse el san Benito de niña y audicionó para Showgirls. Ella pensaba que este iba a ser el papel de su vida, y se empleó a fondo en él. El problema es que no pareció darse cuenta de que todo iba de coña, y que era una comedia encubierta en la que aparecía más tiempo desnuda que vestida.
La película fue un estrepitoso fracaso de público y de crítica. Después de este papel solo le daban papeles pequeños en películas y series que suelen ir a parar directamente a los videoclubes.

Consiguió trabajar para Woody Allen en La Maldición del Escorpión de Jade de nuevo con aspecto de buena chica y aires de años 50. Parecía que remontaba, pero ahí se quedó.
Después de vagar como secundaria por un montón de series, y unas cuantas cirugías, tuvo un papel en CSI Miami como la ex-mujer de el policía más inexpresivo de la historia, Horatio Caine. También estuvo un par de capítulos en la serie L, la serie de tortilleras.

Se casó en 2003 con Greg Lauren y se retiró de actriz. Actualmente se dedica a dar conferencias y ha escrito un libro de ayuda para adolescentes Ask Elizabeth. Posiblemente la veamos algún día bailando con estrellas o en una isla desierta con famosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.