viernes, 6 de septiembre de 2013

Juan Pardo

Juan Pardo mimetizado de humano
Juan Pardo Suárez, conocido como Juan Pardo, es un cantautor y compositor reptiliano que canta en España.
Aunque en apariencia es inofensivo tiene como objetivo marcado de derretir los cerebros de las chiquillas y ahora de las viejas.
Es por tanto un eslabón de una guerra continua de desgaste entre mundos. Algunos han llegado a afirmar que se trata de un alien del tipo robótico [1] o simplemente una cabeza flotante [2].

Biografía


Nació con el nombre de barba-El en un planeta que orbitaba sobre Omicron Persei llamado K-Pax.
Su padre lo envió en una catapulta muy potente con destino a la Tierra cuando era un niño y no tenía barba.
Momentos después su planeta explotó producto de que todos los habitantes del planeta enchufaran la secadora de barbas al mismo tiempo.
Antes de crear su barba

Fue descubierto y adoptado por una pareja de aficionados del Mallorca, que lo criaron con el nombre de Juan Pardo. Al lado de la casa vivía la que fue su primer amor, Anduriña. A ella se le habían muerto los padres por que una bandada de golondrinas los habían matado picándoles los ojos y la cuidaba su abuelo, el cual había matado a su mujer a bastonazos, pero en aquella época no era delito y no estaba tan mal visto como ahora.

Sus padres adoptivos comenzaron a darse cuenta de sus habilidades especiales cuando éste tenía ocho años, al resultar ileso cuando una vaca en celo lo arrolló. Demostró más habilidades a medida que creció, siendo capaz de alzarse hasta volar despierto, besar una flor desde el balcón de su ventana, esconder el dolor en el desván entre manzanas, beberse el silencio de la noche con espadas, beberse un trago de una sonrisa o clonarse a sí mismo [4].
Por contra, tenía debilidades como tener frío en el alma o que el llanto de su cuerpo no atraviesa ventanas.

Al hacer uso de sus habilidades para sobresalir en petanca, su padre adoptivo le reveló los restos del cohete en el cual lo encontraron. Entendió entonces que debía dejarse barba.

Esa noche, le reveló su secreto a su más íntima amiga, Anduriña. Además le contó que dejaría el pueblo al día siguiente. Así, a la edad de 18 años, comenzó a recorrer el mundo para aprender más sobre sus poderes y su misión en este planeta. Se dio cuenta que necesitaba adoptar una identidad si iba a continuar con su carrera pública. Con la ayuda de sus padres, diseñó una barba y su traje azul marino. A la edad de 28 años supo de su origen extraterrestre gracias a una grabación electro-psiónica creada por su verdadero padre. Después de que Juan y Anduriña se graduaron de la secundaria, fue a la universidad, y se labró un futuro. Luego mató a Anduriña.

Juventud

Juan Pardo en una danza típica reptiliana

Juan Pardo ya estaba integrado en la sociedad humana y era parte de una célula durmiente alienígena que debía despertar bajo las órdenes de sus superiores. Alguien caminando por su huella venía repitiendo lo que decía él hasta que finalmente le soltó que era un emisario de su planeta natal con los planes secretos que debía seguir. Tras la explosión de fanatismo en torno a los grupos musicales que se preveían, decidieron que la mejor forma de cumplir su misión era la de dedicarse a cantar, ya que con ello, podría también lanzar mensajes subliminales. 

Los de Omicrón Persei ya se le habían adelantado formando Los Beatles, así que el mercado americano y anglosajón estaban perdidos, por lo que decidió la cúpula militar reptiloide que Juan Pardo debería formar parte de un grupo similar llamado Los Brincos. Dos años más tarde al no conseguir los resultados esperados, abandona el grupo junto a Junior, otro reptiloide.
Curiosamente a nadie le extrañó semejante cosa

No duraron mucho y fracasaron [3]. Juan Pardo presionado por sus superiores lo intentó por separado, con el uniforme del ejército; chaqueta azul marino con botones dorados, pero no consiguió satisfacer las espectativas esperadas.

 Desmoralizado, decidió reclutar a nuevos soldados como Marisol, Andrés do Barro, Camilo Sesto, Juan Camacho, Emilio José y Peret y más adelante, Los Pecos y Xil Ríos. Con Los Pecos consiguió un ascenso dentro de la cúpula política militar dados sus excelentes resultados. Intentó por su cuenta intentar invadir el mundo anglosajón, pero su inglés pésimo le hizo fracasar.

Desde entonces está alcoholizado después de haber bebido sorbito de champán tras otro y se dedica a pequeñas aportaciones a la causa, lavando el cerebro de los únicos que le escuchan hoy en día; las viejas, los gallegos y los gays.

Notas


  1. Indicios de su origen robótico
  2. La gran verdad, Juan Pardo solo es una cabeza flotante
  3. Motivo por el que Juan y Junior se separaron
  4. Juan Pardo y su clon

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.