martes, 3 de septiembre de 2013

Nina

Nina y su característico pelo de estropajo
Anna Maria Agustí Flores, conocida como Nina, es una cantante con pelo de polla que canta exagerando y una mediocre actriz española.

Hija de pescadores, pasó su niñez acomplejada por su pelo de estropajo, en el cual quedaban atrapados todo tipo de criaturas voladoras.
En una ocasión encontraron una especie que se creía extinguida.

Se inicia artísticamente en orquestas, ya que la enchufó Xavier Cugat con el que tenía una aventurilla.
Para su verguenza, fue azafata en el programa de TVE Un, dos, tres... responda otra vez.
En el 89 representó a España en Eurovisión clasificándose sexta.

Un divorcio exprés y cuando salió a la luz su relación con Cugat borraron la magia de ese efímero estrellato.
A partir de entonces desempeñaría diversos papeles como actriz en series mediocres que nadie recuerda, compaginándolo con algún trabajo discográfico en catalán, los cuales solo compraron familiares y amigos.

También se dedicó al teatro musical, incluso protagoniza la versión española del musical Mamma mia! inspirado en el grupo sueco ABBA. En 2001 fue directora de Operación Triunfo.
Su papel como directora le dio gran popularidad en toda España sacándola del olvido.
Cuando lo compró Telecinco no quisieron cargar con ella, pero la pérdida de calidad paulatina sobretodo de audiencia, hizo que la volvieran a contratar, pero ya estaba todo el pescado vendido.

En 2003 celebró sus 20 años de trayectoria artística con el espectáculo 20 anys i una nit (20 años y unos pocos éxitos). También se metió en política aprovechando su popularidad y fue incluida en las listas electorales de CiU para las Elecciones municipales de 2003 del municipio de Lloret de Mar, pero comprobó que no era tan popular como se creía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.