domingo, 23 de junio de 2013

Colibritany

Hola Sexys. Quiero invitar a los chambelanes más guapos
y galanes a mi fiesta
Colibritany es el nombre de una nueva especie de cetáceo chica mexicana en estado de celo que se hizo famosa por su búsqueda de un chambelán para su fiesta de los 15 años. Algunos creyeron que se trataba El guatón de Amango travestido o de la Wendy Sulca con un ataque de alergia, pero algunos comprobaron que más bien era la que se los había comido.

Ella afirma ser la flor mas bella de todo Cocoyoc, por lo que si piensa en ir allí de turismo sexual o algo así, mejor vaya con un arpón, un collar de ajos y rece para salir de allí con vida. Cocoyoc debe ser un lugar maravilloso para vivir para los hermanos Winchester o Buffy la cazavampiros, pero para la gente normal ¡vade retro satanás!, en Mordor tendrá usted más posibilidades.

La culpa de su fama la tiene la actriz Sofía Vergara. Colgó el vídeo de Colibritany pidiendo un sexy chambelán en su canal NuevOn. Rápidamente se hizo famosa en Internet y destronó a La Tigresa del Oriente.
No se sabe si consiguió su objetivo tras recorrer todo el distrito parando de vez en cuando a comerse unos buenos tacos bien de frijoles. Si lo consiguió probablemente ya se lo haya comido. De hecho, el tal José Fernando desapareció antes de que se derritiera en su cuerpo azteca y aun hoy no se sabe si se lo comió o si huyó ante su ritual de apareamiento.

Lo último que se sabe de ella es que cambió de vida y se agenció una yilé con la que atracaba a los incautos viandantes. Fue algo así como su bautismo de sangre. No le funcionó la dieta del brócoli hervido para entrar en el vestido, así que cuando ganó el suficiente dinero se hizo una liposucción y hoy en día trabaja en la prostitución de lujo bajo el nombre de "Brenda Cachonda".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.