viernes, 21 de junio de 2013

Cristina Tárrega

Cristina, tratando de resolver una ecuación
Cristina Tárrega es una ordinaria periodista española más ordinaria que Carmen de Mairena comiendo un kebab, cuya mayor preocupación de es salir en antena con los pezones de punta. Para ello antes de salir al aire, le soban o manosean hasta conseguir los resultados que se pueden ver en sus programas. Cree que está en posesión de la verdad. Su ego es tan enorme que en cada entrevista que hace termina siendo ella la protagonista. Tiene una arrogancia que chirría y una vehemencia que es sólo ruido.

Saltó a la popularidad con un programa pseudo erótico llamado Sola en la ciudad, donde toreaba con todo tipo de llamadas de espectadores y ella campeaba sin sonrojarse ni inmutarse. El problema es que resultaba un poco raro que alguién la llamase para decirle que sufría y que ella estuviese más preocupada de su busto que en lo que le estaban contando. Siempre parecía como si se hubiera dado un chute de trankimacin en la sien y que le dan el guion pocos minutos antes de salir al aire pero no se lo leía por que se pasaba todo el programa improvisando, porque no se entiende entonces como podía ser tan burra.

La ficha Antena 3 y le da un programa similar: Cristina, amiga mía, pero la gente ya lo tenía muy visto. Tras pasar por varios programas vuelve a Telemadrid con un programa muy similar al que la lanzó a la fama.

Fue novia de Miguel Temprano, pseudoperiodista bastante impresentable cuya relación dio para un reportaje en Interviú que él vendió justo cuando terminó con ella.
Para más inri, militó en Mamá ya lo sabe, un grupo ochentero con sobredosis de teclados de lata, tecnopop hortera y estridente, reivindicación del casticismo más rancio. Este grupo era peor que King África cantando Paquito el Chocolatero. Este grupo sacó uno de los peores discos de la historia de la música española, superando incluso a algunos de Amistades peligrosas. Sus actuaciones en directo era dignas de una película de Almodóvar [1].

Notas

 

  1. Cristina Tárrega en Mamá ya lo sabe

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.