martes, 18 de junio de 2013

Duende de los calcetines

Duende con la mercancía del día
Los duendes de los calcetines son unas criaturas que por oscuras razones, hacen desaparecer las parejas de cada calcetín con cautela y discreción. También suelen robar tapas de controles remoto. Se les ha llegado a acusar de robar bragas, pero luego descubrieron que se las robaba el vecino.

Los gobiernos del mundo lo saben y para ellos no hay ningún misterio, pero prefieren tapar el asunto. No invierten tiempo y dinero en parar esta locura. Los ovnis, el monstruo del lago Ness y el Yeti son pura especulación, pero la desaparición de calcetines es un hecho probado. Como siempre, hasta que no empiecen a robar bebés no harán nada.

Siempre roban el izquierdo, aunque los humanos son capaces de diferenciarlo. El diestro acaba emparejado con otro diestro cuya pareja también ha desaparecido, pero no es lo mismo y ambos suelen morir de pena y tirados a la basura.

Están en todas partes escondidos y son muy rápidos. Hay quien empezó a vestirse, se puso un calcetín y cuando se dio la vuelta ya no estaba. La mayoría de veces se esconden en los cajones de los armarios, pero la lavadora es su artefacto fagocitador. Se esconden en el cajón del suavizante y cuando tiene el objeto del deseo huyen por el desagüe a un universo paralelo al cual se accede durante el ciclo de centrifugado.

Tras esto, se desconoce a ciencia cierta qué hacen con los calcetines. Lo primero que piensan las personas es que la culpa es de ellos y piensan que ya se comprará otros. Los que tienen perros o gatos convierten en sospechoso a los animales. Hay quien dice que una vez recopilados se los venden a las mafias chinas para que los arreglen y de vuelta a la circulación. Hay quien cree que aparecen una vez que ya se ha tirado a la basura el anterior y que solo era un secuestro y, al ver que el otro desaparece no tienen razón para retenerlo preso.

Quizás solo los estén liberando de los humanos y los calcetines hayan fundado una ciudad en algún remoto lugar desde donde preparan un ataque a los humanos por tener unos pies que huelen tan mal.
Hay quien apunta a un complot entre fabricantes de calcetines, fabricantes de lavadoras y gnomos, los cuales lo esconden en un compartimento secreto.

La más posible es que estén tratando de hundir la economía mundial, ya que suelen robar aproximadamente tres calcetines al año a diferentes personas. Si los multiplicamos por toda la población mundial, eso supone un total de unos 210.000.000.000 de calcetines desaparecidos que a 13 Euros el par sale a 2.730.000.000.000 de Euros. Y eso tirando por lo bajo. Un cantidad suficiente para hundir la economía mundial. También hay gente que piensan que no tienen nada que ver, que el material con el que se fabrican se vuelve muy inestable con el tiempo e implosionan convirtiéndose en un pelusilla que acaban en ombligos.

Todas estas teorías son posibles y dan mucho miedo. Quizás es mejor no saber según qué cosas. Sea cual sea el destino de estos calcetines, el hombre tan sólo podrá especular por las escasas y extrañas evidencias que nos muestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.