sábado, 29 de junio de 2013

Tristanbraker

Tristan Braker y su alternativa al
Disparador nuclear de protones de alta capacidad
Tristanbraker era un cazafantasmas de aspecto quijotesco que jamás cazó fantasma alguno. Alcanzó cierta popularidad después de que un grupo de parapsicólogos anunció el 29 de mayo de 1990 que había grabado lamentos fantasmales en el madrileño palacio de Linares y se puso de moda cazar fantasmas y grabar interferencias. Tristan Braker y su hijo hicieron las delicias de los periodistas con sus disparatadas declaraciones mientras media España se reía de él y sus compañeros de andanzas. En realidad estaba reuniendo dinero para comprarse un Disparador nuclear de protones de alta capacidad.

Mientras tanto, usaba un aparato manufacturado por el mismo llamado Bobbys. Este supuesto aparato era una versión casera de las armas de plástico infantiles, con una lintera apoyada sobre el cañón.
Del Bobys supuestamente salía un chorro pulverizado de una especie de líquido que evita que los átomos de los fantasmas se puedan juntar. Además, lleva una luz muy fuerte roja que hace que se vea la silueta del espíritu. Cuando lo dejaba en casa, sabía que estaba a buen recaudo. Varios muñecos de gnomos eran su sistema de seguridad desde que habían ahuyentado, a unos ladrones.

Al pasar su efímera fama, anduvo desaparecido debido a su tercera abducción alienígena, y un viaje astral mientras que su cuerpo pasó dos años vagando por un parque insultando a las palomas. Fue fichado como asesor espiritual de la CIA, cosa que acabó con la detención del gordo de Megaupload. Estuvo investigando el Triángulo de las Bermudas y volvió a sus clases en el Instituto de Parapsicología de Wachiwachikey en Massachussets, Wisconsin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.