sábado, 29 de junio de 2013

Vanessa Hudgens

Vanessa Anne Hudgens es otra niñata actriz estadounidense de la factoría Disney. Tiene mucha personalidad y una pillada, dos factores imprescindibles para toda estrella que se precie. Se hizo famosa con su personaje de ficción Gabriella Montez en la horrible High School Musical y sus horribles secuelas. Cuando terminó la saga se desmadró de mala manera. Superada su etapa cantarina, se preparó para triunfar a lo grande con Sucker Punch. Craso error, porque la película de Zack Snyder no figura precisamente entre lo más granado de aquel año. Para colmo, también ha ejercido como protagonista en Beastly, una relectura en clave "realista" de La bella y la bestia que cuenta con un apabullante 19% en Rotten Tomatoes. Lanzó un par de álbumes musicales, pero son tan insulsos y anodinos como los de otras estrellas Disney, es decir, letras tontas y simples y mucho auto-tune. Su carrera se vio en peligro tras colgarse en Internet, en un par de ocasiones, unas fotos en las que se la podía ver completamente desnuda.

Biografía

 

Fue criada siendo católica y la represión sexual y posterior despiporre. A partir de los 8 años sus padres pensaron que era hora de que trabajase y la pasearon como un mono de feria en un teatro musical como cantante. Dos años después sus padres empezaron a llevarla de casting en casting para televisión. Su carrera como actriz comenzó a los 15 años. Durante esta época nunca fue al colegio y estudió encerrada en su torreón.

Inicios como actriz

 

En 2003 tuvo un papel menor en la película independiente Thirteen. Posteriormente consiguió un papel en Thunderbirds como Tintin, pero esta película fue un desastre comercial y la crítica se la comió con patatas.
En 2005 apareció Disney la captó y apareció en varios shows de televisión cómo Quintuplets, Still Standing, The Brothers García, Drake & Josh y The Suite Life of Zack & Cody.

Ese mismo año consiguió su papel estelar como Gabriella Montez en un horror directamente traído del averno para que jóvenes y mayores llamado High School Musical. Triunfó gracias a una campaña de promoción bien orquestada que vendió como el acontecimiento del siglo una bazofia musical. Debido al éxito de la primera, en 2007 vuelve a interpretar a Gabriella Montez en la secuela High School Musical 2, que si musicalmente mala era la primera, esta ya es incluso peor.
Era difícil hacer algo peor que la anterior, pero lo lograron. En esta película se dedica a deambular entre los lloros y una sonrisa bobalicona permanentemente mientras Zac Efron se dedica a poner cara de estreñido en todas las escenas relativamente dramáticas.

Representó su papel como Gabriella Montez en la tercera entrega de esta abominación musical High School Musical 3: Senior Year, cuyas canciones son malas y del montón y los bailes son robóticos. Un grupo de escolares dan prioridad a construir un escenario y a intentar hacer coreografías olvidándose del hecho de que se van a graduar y por lo tanto deben tener un huevo de exámenes finales muy importantes. El argumento de la película sería cutre de tenerlo.

Tras High School Musical


Hudgens sin Disney no es nadie
Después de High School Musical decidió dejar la música y se centró en la actuación. Tomó un papel secundario en una comedia musical llamada Bandslam en 2009 que se estrelló en taquilla. Participó ese mismo año en Beastly, una adaptación moderna y más cursi del cuento de La bella y la bestia llena de una maraña de tópicos, diálogos torpes, trama ridícula y mediocres interpretaciones. Más tarde audicionó para un aburrido thriller erótico sin thriller y sin erotismo llamado Sucker Punch. Una película que parecía haber sido creada por un adolescente salidillo o de cerebro absorbido por los videojuegos o comics.

Tras estos fiascos optó por el teatro, pero no le fue muy bien la cosa y la crítica teatral la puso a caldo. En 2010 volvió al cine se uniría a la secuela de la película de 2008 Viaje al centro de la Tierra 2: La isla misteriosa, una entretenida pero poco divertida aventura familiar cuyos actores interpretan en piloto automático. Un guion de parvulario suficiente para tener entretenidos a los niños, pero los adultos, mejor aprovechen para hacer algo.

Carrera musical

 

Su carrera musical no se diferencia en nada a la del resto de las demás chicas Disney. Es decir, mucha promoción, autotune hasta las trancas y premios comprados. Mientras la compañía del ratón la tenía bajo el ala vendía discos a mansalva a niños sin personalidad ni gusto musical. Tras acabar su contrato con Disney la cosa se diluyó hasta que decidió abandonar la música.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.