jueves, 18 de julio de 2013

El don de Alba

El "don" de Alba
El don de Alba es el horrible nombre de la versión española de Entre fantasmas no apta para diabéticos que intenta atrapar a la audiencia por lo paranormal, pero acaba siendo un medio culebrón juvenil con Rivas y Patricia Montero como pareja con tensión sexual no Resuelta. Si la versión americana era insufrible, la española lo es aún más.

Los actores son malos hasta la saciedad, los escenarios cutres a más no poder y los efectos especiales dejan mucho que desear. Al menos se han ahorrado bastante en guionistas, ya que es exactamente el mismo que en el original pero cambiando los nombres.

Teniendo en cuenta que cada vez que participa Patricia Montero en una serie o fracasa o si era de éxito finaliza al poco tiempo, mejor no te enamores de esta serie. Todo apunta a fracaso. El título es una mierda con poca chicha, las adaptaciones de series americanas salen mal siempre y su 13% de audiencia no es que invite al optimismo. Si a alguien le gustó Entre fantasmas que verá Entre fantasmas y no una mala copia con actores y guiones malos. De no sucederse el milagro no firmará por una segunda temporada.

Al principio iba a ser un Spin Off en el que Alba se comunicaría con Antonio Resines, el cual se suicidó en Los Serrano y este fue su Limbo. Luego se comunicaría con Encarna Sanchez, Carmina Ordoñez y otros. También se tenía previsto que Anne Germain hiciera un cameo.
Tenían muy poca confianza en el producto y la vendieron a América Latina para que se estrenase allí primero ya que luego cuando le pusiesen a parir en España en las redes sociales no habría quien la vendiera. El caso es que ni eso, solo es una aburrida serie de la que ni te puedes reir de lo mala que es.

La serie trata de una tal Alba Arribas, que  es una mujer que vive en un universo paralelo lleno de flores rosas, mansiones, gente con trabajo y guapos que van de humildes. Tiene como misión ayudar a los muertos que les da pereza ir al otro lado. Pero evidentemente eso no le da de comer, así que tiene una tienda de antiguedades. Mantendrá una relación especial con Pablo Escudero, un médico que no la cree, pero le sigue un poco el rollo para poder rozarla un poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.